Rebeldes maoístas mataron el sábado a cinco habitantes de un poblado del este de la India sospechosos de ser informantes de la policía, informaron las autoridades.

El jefe de la policía en el estado de Bihar, Neelmani, quien sólo usa un nombre, dijo que los atacantes vistieron uniformes de soldados paramilitares indios para evitar ser detectados por la policía.

Tras realizar los disparos, los agresores huyeron a bordo de dos tractores. El ataque ocurrió en Kairali, una villa a 220 kilómetros (140 millas) al este de la capital estatal de Patna.

Inspirados por el líder revolucionario chino Mao Tse-tung, los rebeldes han combatido al gobierno indio por más de cuatro décadas y han provocado la ira de habitantes de zonas rurales por dejarlos fuera de las ganancias económicas del país.

Los rebeldes exigen tierras y empleos para los pobres y frecuentemente atacan a fuerzas del gobierno.