Los Rangers de Texas y los Reales de Kansas City abrieron la cartera el sábado para lograr firmas millonarios con prospectos dominicanos en la primera fecha disponible del 2011.

El jardinero Nomar Mazara, de 16 años, firmó un bono para el profesionalismo de cinco millones de dólares, con lo que rompió la marca previa del sector para un jugador latinoamericano.

El bono más alto que se había otorgado fue de 4,2 millones de dólares y lo recibió el lanzador Michael Inoa en el 2008.

"Nomar es un pelotero que tiene las cinco herramientas: Tiene mucho poder para todos los bandos, tiene un gran brazo, buena defensa y además viene de una familia con mucha educación, lo que para muchos es considerado una sexta herramienta", dijo su entrenador Iván Noboa, quien negoció el contrato con los Rangers.

Los Reales, por su lado, otorgaron un bono de tres millones de dólares al también jardinero Elier Hernández, quien había sido catalogado como uno de los principales prospectos de toda América Latina por la revista Baseball America.

"Nos sentimos muy contentos con este acuerdo al que hemos llegado. Kansas City mostró su interés en mí y yo me siento feliz de cumplir parte de mi sueño de llegar a las Grandes Ligas", dijo el joven Hernández.

El bono de tres millones de dólares para Hernández incluye 50 mil dólares para la educación del prospecto.

"Lo seguimos desde que tenía 14 años y medio. La organización de Kansas City se siente muy contenta con la firma de Elier", dijo a The Associated Press Orlando Estévez, director de operaciones para América Latina de los Reales.

Otro jardinero, Ronald Guzmán, se encontraba cerca de llegar a un acuerdo por 3,3 millones de dólares con los Rangers de Texas.

El 2 de julio es la primera fecha en que los prospectos latinoamericanos de 16 años pueden ser contratados por los equipos de las Grandes Ligas.