Cientos de personas disfrazadas desfilaron el sábado en Lima a fin de exigir respeto a los derechos de la comunidad de lesbianas, transexuales, gays y bisexuales (LTGB) y mayor inclusión desde el gobierno.

"Las expectativas están en el próximo gobierno de Ollanta Humala (presidente electo), el movimiento LTGB lo apoyó en la campaña electoral, esperamos cumpla con leyes inclusivas", dijo a The Associated Press Cristhian Olivera, miembro del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL).

La alcaldesa de Lima Susana Villarán, de tendencia izquierdista, fue la única autoridad que participó en la marcha.

"Estoy aquí defendiendo los derechos como lo hace el alcalde de New York, de Berlín y de Quebec... la calle es de todos y de todas y aquí no aceptamos discriminación por ninguna razón", dijo Villarán a periodistas.

La alcaldesa impulsa una ley que obligaría a los locales públicos limeños a colocar carteles que manifiesten respeto por la igualdad de género y rechacen la discriminación sexual. El cardenal de Lima, Juan Luis Cipriani, se opone a la medida.

Según el activista Olivera, el saliente gobierno de Alan García "ha sido nefasto y ha tenido un acuerdo tácito con los grupos más conservadores del país al igual que el congreso que se ha resistido legislar en favor de nuestras comunidades".

La marcha, que se convoca anualmente, es la décima que se realiza en Lima, pero el sábado también se efectuaron otras más pequeñas en las regiones de Ayacucho y Tacna.