Más de 128.000 vehículos que ingresaron a Bolivia por contrabando, parte de ellos robados en países vecinos, fueron registrados para ser legalizados gracias a una amnistía aprobada por el presidente Evo Morales, informó hoy la Aduana.

El registro cerró la pasada medianoche y rebasó el cálculo inicial de las autoridades que esperaban un máximo de 10.000 y también el de los sindicatos de transportistas que tenían prevista la inscripción de cien mil autos "chutos", como se conoce en Bolivia a los vehículos sin papeles y de segunda mano.

La Aduana informó que más de 33.000 vehículos se registraron en la región oriental de Santa Cruz, 29.000 en el departamento central de Cochabamba y más de 20.000 en La Paz, entre otras cifras.

La amnistía aprobada por el presidente Morales levantó críticas en países vecinos porque se abrió la puerta a la legalización de los vehículos sin documentos y robados en países vecinos.

La presidenta de la Aduana, Marlene Ardaya, declaró hoy que las naciones limítrofes le enviaron informes urgentes al respecto, entre ellos uno de Perú que halló en el registro para la amnistía más de 130 automóviles robados en ese país.

Agregó que las autoridades de Chile tienen "un canal directo" para coordinar con la policía boliviana la verificación de los datos de los automóviles sospechosos de haber sido robados en ese país.

El privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior calculó que la amnistía permitirá al Estado recaudar al menos 300 millones de dólares por el pago de los tributos y las multas.

En Bolivia circula alrededor de millón de autos de forma legal, cifra que crecerá en 13 % con la amnistía para los "chutos".