El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy dolor por la enfermedad de su par venezolano, Hugo Chávez, quien este jueves anunció que padece cáncer, y manifestó la voluntad de ir a visitarlo a Cuba, donde está siendo tratado, para mostrarle su aliento.

"Tal vez la enfermedad del presidente sea una satisfacción para el imperio, pero es un dolor para los pueblos de Latinoamérica", señaló Morales en una entrevista con la televisión venezolana desde Buenos Aires, donde se encuentra de visita oficial y para presenciar el partido inaugural de la Copa América, en el que su selección se enfrenta con la anfitriona.

Chávez anunció anoche que le habían operado de un "tumor abscesado" con presencia de células cancerígenas, y que continúa siendo tratado en La Habana, donde permanece desde hace tres semanas.

"La ventaja es que se recupera, según información que tenemos también de algunos de sus colaboradores, estoy seguro de que pronto estará el presidente Hugo Chávez con su pueblo en Venezuela, pero también con Latinoamérica, como siempre, trabajando por la integración con solidaridad y en la liberación de los pueblos de toda América", añadió el mandatario boliviano.

Morales admitió que ha visto a Chávez "un poco demacrado" y eso le duele, pero afirmó que el hecho de que esté en un "franco proceso de recuperación" le alienta.

"Verlo con fuerza es un gran aliento para los pueblos", añadió en declaraciones a Telesur, en las que aseguró que tiene "muchos deseos de saludarlo".

"Esperamos que podamos estar juntos para alentarlo. Vamos a pedir mediante la Cancillería, mediante el Gobierno de Cuba, para poder visitar al compañero Chávez", concluyó.