Pastores y obispos evangélicos celebraron hoy en Chile lo que definieron como Día del Orgullo Heterosexual, para reclamar al Ejecutivo y al Legislativo que no acceda a las demandas de las minorías sexuales, que a su vez repudiaron este acto de "hostigamiento".

"Denunciamos el intento de instalar la sodomía consensual como un derecho", dijo el pastor de la Catedral Evangélica de Santiago, Eduardo Durán, quien consideró que la concepción tradicional de familia se ve "amenazada por el avance" de las demandas de los homosexuales.

"La Iglesia evangélica entiende la relación entre personas del mismo sexo como un hecho antinatural, porque es contrario a la reproducción de la especie", señaló Durán.

Los evangélicos anunciaron que el 23 de julio se concentrarán en la Plaza de la Constitución, frente al Palacio de la Moneda, para manifestarse contra las demandas de los homosexuales, que según Durán podrían dar lugar a "otras aberraciones sexuales".

El pastor también instó a los Poderes Ejecutivo y Legislativo a "entregar al mundo homosexual una clara señal de resistencia a sus demandas de matrimonio".

En respuesta a estas declaraciones, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) manifestó en un comunicado "su máximo repudio por el permanente hostigamiento de sectores evangélicos" hacia homosexuales, bisexuales y transexuales.

Su presidente, Rolando Jiménez, añadió que tratar al amor entre personas del mismo sexo como aberrante y contrario a la familia: "sólo refleja que la oposición a nuestros derechos es violenta, agresiva y denigrante para un grupo de seres humanos que históricamente ha padecido discriminación"

Según el último censo de población, realizado en 2002, en Chile el 15,14 por ciento de la población, próxima a los 17 millones de habitantes, profesa la religión evangélica.

El Gobierno y el Congreso discuten actualmente distintas alternativas para consensuar una ley que regule las uniones civiles tanto de heterosexuales como de homosexuales, cuyo estatus no sería equivalente al del matrimonio.

En tanto, el Movilh anunció hoy que el Tribunal Constitucional ha fijado para el próximo 28 de julio el inicio de las audiencias para analizar un requerimiento en el que alegan que la prohibición del matrimonio entre homosexuales contraviene la Carta Magna.