Uruguay saldrá a jugarle a Perú con todo el poderío de su tridente Suárez-Cavani-Forlán y un volante ofensivo como Nicolás Lodeiro, anunció el sábado el entrenador Oscar Tabárez.

Uruguay y Perú abren las acciones del Grupo C en San Juan el lunes a las 19:15 (2215 GMT) y Tabárez no quiere dejar afuera a ninguno de sus delanteros estrella: Luis Suárez del Liverpool inglés, Edinson Cavani del Napoli y Diego Forlán del Atlético de Madrid.

Tabárez indicó que cuenta con un equipo con el que viene trabajando desde hace un buen rato.

"Tenemos tres jugadores con mucho potencial de ataque y lo primero que decidimos fue que tenían que integrar el equipo", dijo el estratega en conferencia de prensa luego de la primera práctica del equipo en Mendoza. "Ahora estamos tratando de lograr un equilibrio que nos ponga a salvo de los problemas que puede presentar cualquier equipo rival".

En busca de ese equilibrio, el "Maestro" espera que Lodeiro se entregue en el ida y vuelta y además le cuidará las espaldas con dos auténticos perros de presa, los volantes de contención Diego Pérez y Egidio Arévalo Ríos.

El joven Lodeiro, jugador del Ajax holandés de 22 años, es recordado porque en el debut de Uruguay en el Mundial de Sudáfrica contra Francia salió expulsado 18 minutos después de haber entrado como suplente.

"Tiene grandes condiciones físicas para defender y gran velocidad para aportar en la fase de ataque", dijo el entrenador.

Según anunció Tabárez, Uruguay formará con: Fernando Muslera, Maxi Pereira, Diego Lugano, Mauricio Victorino, Martín Cáceres, Pérez, Arévalo Ríos, Lodeiro, Cavani, Forlán y Suárez.

En una fría mañana en Mendoza, el plantel entrenó en el gimnasio del Club del Personal del Banco de Mendoza y luego salió a la cancha para practicar ejercicios con pelota. La delegación había llegado tarde la noche del viernes, luego que su vuelo desde Montevideo se vio demorado por la presencia de una nube de cenizas volcánicas.

Después de la sorpresa del empate que Bolivia le sacó al anfitrión Argentina en el partido inaugural, Tabárez aseguró que a Uruguay le da "mucho resultado respetar a los rivales, procuramos no estar distendidos ni descuidados".

"Es bueno que de vez en cuando sucedan este tipo de cosas, eso hace de esta Copa América un gran torneo", agregó.

La Celeste debuta con un Perú que, bajo el mando del uruguayo Sergio Markarián, busca iniciar un proceso de largo plazo que lo deposite en el Mundial de Brasil 2014. Desde que Markarián asumió, Perú sólo perdió un partido de los diez amistosos que jugó, pero lesiones de último momento lo dejaron sin dos potentes delanteros, Jefferson Farfán y Claudio Pizarro, y a otros tres posibles titulares.

"Me pareció un equipo muy organizado, que presiona arriba, que va a buscar al rival", dijo Tabárez sobre esos amistosos. "Tiene jugadores veloces, dinámicos, aptos para eso, (pero) no le vi mucha contundencia".

El "Maestro" estimó que Perú "seguro que va a intentar contragolpear, como lo haremos nosotros cuando nos toque defendernos", pero aclaró: "no creo que regale terreno, conociendo el estilo del entrenador".

Tras el traspié argentino y mientras se espera el debut de Brasil el domingo, Uruguay ve crecer sus esperanzas de al menos disputar la final. Los charrúas son, con Argentina, los máximos ganadores de la Copa, con 14 títulos, seis más que Brasil.

"Es un torneo con mucho valor histórico para nuestro país", dijo Tabárez. "En las últimas cuatro ediciones, logramos llegar a las fases de definición... Llegar a la segunda fase es el objetivo mínimo, pero no hay mucha distancia con una final".