La selección uruguaya entrenó el sábado por primera vez en Mendoza, su base de operaciones para enfrentar el Grupo C de la Copa América, en que debutará el lunes contra Perú.

Tras llegar después de las 22:00 del viernes en un vuelo demorado por las cenizas volcánicas, la "Celeste" realizó ejercicios físicos en el gimnasio y luego una práctica con pelota en la cancha del club del Personal del Banco de Mendoza.

Su primer entrenamiento en esta ciudad andina fue en el primer aniversario del partido que Uruguay le ganó a Ghana por penales para avanzar a las semifinales del Mundial de Sudáfrica.

"Coincidencia feliz. Forma parte de nuestras vivencias, de nuestras experiencias. Es uno de los partidos emocionantes que tiene la Copa del Mundo", comentó el técnico Oscar Tabárez. "Tuvimos la suerte de que el resultado nos beneficiara. Lindo recuerdo, pero nada más que eso, no queremos que nos desconcentre para el partido del lunes".