Argentina fue el viernes en busca de una noche de gloria y se llevó una gran decepción cuando apenas pudo empatar 1-1 con Bolivia en el partido inaugural de la Copa América de 2011.

La presencia rutilante de Lionel Messi, otra vez en deuda con su selección, no le alcanzó a Argentina y mucho menos su voluntad.

Fue un resultado casi imposible de digerir para un equipo que dejó entre sus aficionados estelas de preocupación ya que llegaron al estadio palpitando un final feliz.

"Nos vamos triste porque no conseguimos el objetivo que era ganar", comentó Messi. "Hicimos cosas bien, hay que seguir creciendo, seguir mejorando".

Sergio Agüero empató al promediar el segundo tiempo para Argentina y Edivaldo Rojas abrió el marcador en el amanecer de esa etapa para dejar estupefacto al equipo de Messi, quien mostró algunas joyas de su habilidad que fueron desaprovechadas por la impericia de sus compañeros.

La derrota fue un tremendo mazazo para Argentina, que se presentó como uno de favoritos para ganar la Copa, y que además no pudo vengarse del 6-1 que le propinó Bolivia hace 27 meses en un partido en La Paz por las eliminatorias del Mundial de Sudáfrica 2010.

"La idea fue plasmada en parte en el partido y creo que el equipo todavía no llegó al techo, puede seguir creciendo", expresó el técnico de Bolivia, Gustavo Quinteros, un argentino naturalizado boliviano.

Argentina manejó la pelota pero le faltó la estocada final ante una Bolivia que se resguardó bien atrás y se amparó en ataque en la vía del contragolpe, en el partido por el Grupo A cuya primera fecha se completará el sábado con el duelo Colombia-Costa Rica en Jujuy.

"Por momentos jugamos bien, por momentos no lo hicimos", comentó el veterano lateral argentino Javier Zanetti.

A simple vista Argentina presentó una sociedad de ataque envidiable, con Messi, Carlos Tevez y Ezequiel Lavezzi.

¿Pero qué trató de hacer Batista con ese trío?

Qué jueguen para Messi. Pero casi nadie jugó para él, mucho menos Tevez, que a la larga resultó un estorbo para el astro del Barsa ya que lo encimó en el centro de la ofensiva.

En el Barcelona de Pep Guardiola todos juegan para todos. Como los Tres Mosqueteros.

Y cuando sus compañeros fueron por primera vez solidarios con el atacante del Barcelona, Lavezzi se la pasó y la "Pulga" no le pudo pegar de lleno a la pelota por lo que el portero Carlos Arias tapó el remate y luego el mismo arquero se interpuso ante la entrada de Esteban Cambiasso.

"Fue difícil, Bolivia se cerró atrás y se complicó", expresó Agüero, quien señaló que a Messi "le pusieron uno encima... y la verdad que se complica".

Marcelo Martins, un llanero solitario en el ataque boliviano, dejó escapar la única oportunidad clara para su equipo en el primer tiempo cuando pateó a las manos del guardameta Sergio Romero.

El estupor se apoderó del estadio a los 47 minutos cuando Rojas, brasileño nacionalizado boliviano, recibió un córner y de espaldas al arco le dio de taco y sorprendió a Ever Banega, quien no atinó a rechazar y la pelota se le escabulló mansamente para cruzar la raya.

Entonces, el aliento de más de 32.000 aficionados bajó de las tribunas en medio de una gélida noche.

"Esto nos da mucho ánimo de seguir creciendo, creo que empezó ahora nuestro trabajo y vamos a mejorar mucho como equipo", señaló Rojas.

"Para los próximos partidos psicológicamente nos va a servir mucho para seguir con las aspiraciones que tenemos, de seguir consiguiendo resultados positivos", agregó.

Argentina no reaccionó y estuvo a punto de recibir el segundo cuando Martins se fue de contragolpe y en vez de rematar de entrada se demoró y cuando lo hizo en segunda instancia se la tapó Romero.

En una señal de recuperación, Agüero encaró por la derecha y acarició el empate.

Y poco después, el propio "Kun" Agüero recibió un pase de pecho de Nicolás Burdisso y antes que la pelota tocase el piso sacó un derechazo que selló el empate a los 75.

Sobre la hora, Angel Di María se fue por la banda izquierda y su centro casi lo empalmó Tevez, pero Arias le ganó de mano, ante una resignada afición local que se fue resignada del estadio.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino