Un repunte en la producción manufacturera de Estados Unidos sorprendió el viernes a los inversionistas, y provocó un alza de casi 170 puntos en el promedio industrial Dow Jones. El Dow terminó la semana con ganancia de 648 unidades, o 5,4%, la mejor semana del índice en dos años.

El repunte inició el lunes después de que Nike Inc. reportó resultados trimestrales fuertes. Ingresos superiores a los pronósticos de los analistas indicaron que los compradores aún se están dando el lujo de adquirir ropa deportiva cara, a pesar de un aumento reciente en el precio de la gasolina.

El jueves, Grecia superó su obstáculo final para recibir la siguiente entrega de préstamos y no caer en incumplimiento de pagos de su deuda. El mismo día, un reporte mostró que la producción manufacturera en la región de Chicago se ha incrementado inexplicablemente.

Un día después, un reporte del Instituto de Gerentes de Adquisiones mostró que se ha incrementado la manufactura en todo el país, reforzando la creciente percepción de que la desaceleración económica era temporal. El presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke y varios economistas prominentes han sostenido la opinión de que la economía repuntará nuevamente una vez que disminuyan los efectos del desastre en Japón y bajen los precios de la gasolina.

Todd Salamone, un estratega de inversión de Schaffer's Investment Research, dijo que el repunte reciente en las acciones representa una "relajación de la tremenda negatividad que se acumuló en las últimas semanas"

El promedio industrial Dow Jones avanzó 168,43 puntos o 1,4%, a 12.582,77. El Standard & Poor's 500 se incrementó 18,94 unidades, el 1,4%, a 1.339,67. El índice compuesto Nasdaq ganó 42,51 enteros o 1,5%, para cerrar en 2.816,03.

Las 30 emisoras que conforman el indicador subieron el viernes. Las compañías que se comportan bien en tiempos de expansión económica encabezaron el índice. Alcoa Inc. y Caterpillar Inc. ganaron más de 2%.

Fue la cuarta ocasión en esta semana que el Dow gana más de 100 puntos. Su avance de 648 unidades en la semana fue el mayor desde marzo del 2009, cuando comenzó su recuperación tras la crisis financiera. Ha ganado 8,7% en el año, aproximadamente 2% abajo de su nivel más alto, registrado en abril. El índice S&P ha subido 6,5% en el año, aunque ha llegado a estar hasta 8,4% arriba.

Un aumento en la venta de automóviles también ayudó a empujar al alza las acciones en viernes. General Motors y Ford Inc. señalaron que sus ventas se incrementaron 10% con respecto al mismo período del año pasado.

Las empresas automotrices han sido forzadas a diminuir la producción de algunos modelos debido a la escasez de partes después del terremoto y posterior tsunami ocurridos en marzo en Japón.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo de referencia West Texas Intermediate para entrega en agosto bajó 48 centavos, a 94,94 dólares por barril. En el mercado ICE de Londres, el crudo Brent del Mar del Norte cayó 71 centavos, a 111,77 dólares por barril.

En Europa, el índice bursátil francés CAC-40 cerró el viernes con ganancia de 0,6%, a 4.0007,35 puntos, mientras que el indicador alemán DAX avanzó 0,6%, a 7.419,44 unidades. El índice británico FTSE 100 subió 0,7%, a 5.989,76 puntos.

En Japón, el indicador Nikkei 225 ganó 0,5%, a 9.868 puntos.