Un nacionalista puertorriqueño de 66 años, quien se quejó ante sus simpatizantes del trato que le habían dado los "imperialistas" mientras espera su juicio por un robo cometido en 1983, fue aislado de otros reos durante semanas, por razones de seguridad, informó el viernes el servicio federal de comisarios de justicia.

Norberto González Claudio, capturado en mayo en la isla, recibió autorización de salir de su celda individual si los encargados del Centro de Detención Donald W. Wyatt en Rhode Island lo consideran procedente, en tanto las autoridades completan una evaluación de rutina sobre los riesgos potenciales que correría el nacionalista y otros detenidos, dijo Joseph Faughnan, comisario federal para Connecticut.

"Ellos no saben quién es, cuáles son sus conexiones", dijo Faughnan, quien agregó que González puede ahora entremezclarse más libremente con otros reos. "Nosotros somos responsables si alguien te mata".

González está acusado de ayudar en el robo de siete millones de dólares ocurrido en 1983 a un camión blindado de traslado de valores de Wells Fargo en Connecticut, que fue instrumentado por Los Macheteros, un grupo que se atribuyó la responsabilidad de asaltos, asesinatos y atentados con explosivos en las décadas de 1970 y 1980 en nombre de la independencia puertorriqueña.

El FBI dice que González aún tenía un papel activo en el grupo rebelde cuando fue encontrado viviendo solo bajo un nombre falso en las colinas centrales del estado libre asociado después de más de un cuarto de siglo a la fuga.

El 20 de mayo, durante la lectura de cargos en la corte federal de distrito de Hartford, el acusado se declaró inocente de acusaciones federales que incluyen robo a banco, conspiración y transporte de dinero robado.

En una carta escrita en la cárcel, González dijo que estaba confinado en su celda las 24 horas del día. Cuando su familia lo visitó en el Día del Padre, señaló, sólo pudo hablar con ésta por teléfono.

"Esto claramente muestra la insensibilidad e indiferencia de estos invasores y abusadores imperialistas", escribió González, agregando: "Estoy fuerte y lleno de lucha incluso bajo estas condiciones".

La carta fue publicada por un comité en Puerto Rico dedicado a apoyar a González y a su hermano mayor, Avelino, quien se declaró culpable el año pasado de haber participado en el robo a mano armada, después de más de dos décadas como fugitivo. Avelino González Claudio está cumpliendo una sentencia de siete años en una prisión federal en Ashland, Kentucky.