Un mexicano fue sentenciado el viernes a prisión perpetua en California por matar a un agente fronterizo estadounidense al que arrolló con un vehículo cargado de drogas.

Jesús Navarro recibió del juez federal Michael Anello una pena adicional de 80 años de cárcel por cargos de drogas.

Anello describió el homicidio del agente Luis Aguilar como "particularmente brutal, violento y atroz".

El agente fue muerto en enero de 2008 en un terreno para acampar en las Dunas del Desierto Imperial de California, cerca de los límites con Arizona. El agente colocaba bandas con clavos en su intento por reventar los neumáticos de la Hummer de Navarro.

El mexicano dijo al juez que consideraba injusto el proceso y tenía intención de apelar el fallo.