El médico en jefe de la FIFA, Jiri Dvorak, aseguró hoy que no hay evidencias de uso sistemático de sustancias prohibidas en el fútbol mexicano, al aludir a los cinco jugadores que dieron positivo de clembuterol antes de la Copa Oro que se disputó en Estados Unidos.

"No tenemos evidencias de dopaje sistemático en el fútbol mexicano", dijo Dvorak en una conferencia de prensa para divulgar un programa de la FIFA para promover en México la salud a través del deporte.

El mes pasado, antes de comenzar la Copa Oro, cinco mexicanos dieron positivo de clembuterol, el portero Guillermo Ochoa, los defensas Francisco Rodríguez y Edgar Dueñas y los centrocampistas Antonio Naelson y Christian Bermúdez.

Dvorak había mencionado que en los análisis de otros cuatro futbolistas de la selección mexicana aparecieron trazas de la sustancia, pero fueron bajas cantidades y el laboratorio de Los Ángeles los calificó de negativos.

"Esos cuatro casos son negativos, debemos estar claros", dijo el doctor quien reconoció que el tema es complicado para los científicos porque no se sabe cuanta carne hay que comer para dar positivo de clembuterol, una sustancia que no sirve para aumentar el rendimiento en el fútbol.

La federación mexicana ha argumentado que los cinco jugadores relacionados con el consumo de clembuterol no son tramposos porque la sustancia estaba en una carne consumida en la concentración del equipo. Sin embargo la FIFA ni la WADA se han pronunciado y no se sabe si los jugadores recibirán castigo.

El secretario de la Federación Mexicana de Fútbol, Decio de María, coincidió con Jiri Dvorak acerca de los cuatro casos con trazas de clembuterol en las muestras de orina y señaló que de acuerdo con el laboratorio de Los Ángeles son negativos y por eso no van a divulgar sus nombres.

"No estamos escondiendo positivos ni saliendo por la puerta de atrás, no es FIFA ni WADA quien dice quien es positivo o negativo, son los laboratorios y si el reconocido de Los Ángeles dijo cinco es porque son cinco", puntualizó.