Un comité parlamentario danés aprobó el disputado plan del gobierno de restablecer puntos de control permanentes en las fronteras del país.

Los opositores al plan, incluyendo Alemania y la Unión Europea, dicen que viola las reglas del bloque sobre viaje irrestricto en la zona de Shengen y las regulaciones sobre el mercado interno.

El panel de finanzas del Parlamento anunció el viernes la decisión luego que los legisladores rechazasen una moción opositora para abolirla.

El panel de 17 miembros es controlado por el gobierno de centro-derecha y su aliado, el nacionalista Partido del Pueblo Danés, que ha estado presionando para que se implemente el plan.

Un aumento de los controles fronterizos implicaría estructuras permanentes en las fronteras de Dinamarca y unos 100 agentes aduaneros adicionales en los cruces.