General Motors (GM) vendió en junio 215.358 vehículos en Estados Unidos, un 10,2 % más que en el mismo mes de 2010, gracias a la elevada demanda de los vehículos de consumo más eficiente de su gama, informó hoy el fabricante estadounidense.

GM también señaló en un comunicado que en los primeros seis meses de 2011 vendió 1.261.633 vehículos en Estados Unidos, un aumento del 18 %.

El fabricante estadounidense indicó que en junio, las ventas del Chevrolet Cruze, su nuevo vehículo compacto y de reducido consumo, fueron un 153 % superiores a las del Cobalt, el modelo que reemplazó.

El Cruze, uno de los nuevos vehículos producidos por GM bajo la filosofía de productos globales, tuvo una demanda de 24.896 unidades.

Otro de los vehículos que disfrutó de un fuerte aumento de la demanda con respecto a junio de 2010 fue el Chevrolet Equinox. GM vendió el mes pasado 17.954 unidades del todoterreno "cruzado", un 56,3 % más que hace un año.

Por marcas, Chevrolet vendió 156.848 unidades, un 10,9 % más que en 2010; mientras que Buick, la marca de la gama alta de GM, vendió 14.868 vehículos, un 13,2 % de aumento.

En tanto, las ventas de Cadillac, la marca de lujo, bajaron un 7,9 % y llegaron a 10.860 vehículos; y GMC, la marca de todoterrenos y camionetas, tuvo una demanda de 32.782 unidades, una subida del 14,9 %.

Don Johnson, vicepresidente de Ventas en Estados Unidos de GM, declaró en el comunicado que "con la mantenida fuerte demanda de los vehículos de consumo eficiente, junio fue otro sólido mes" para la empresa.

"El mes concluye una exitosa primera mitad de 2011 en el mercado estadounidense, durante la que nuestras ventas aumentaron y ganamos cuota de rentabilidad", añadió Johnson.