El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos confirmó hoy que al menos 121 mujeres fueron violadas en la República Democrática del Congo (RDC) durante una incursión de miembros de las fuerzas armadas en sus poblados.

El ataque contra ese grupo de mujeres ocurrió entre el 11 y el 13 de junio pasado, informó en Ginebra el portavoz del organismo, Rupert Colville.

Las violaciones ocurrieron en distintas localidades de Kivu Sur, una zona que durante años ha sido uno de los escenarios principales del conflicto entre grupos armados gubernamentales y rebeldes.

Los hechos han podido ser confirmados a través de una investigación realizada por miembros de la ONU, que se entrevistó con personal médico, empleados de la administración local, policías y las propias víctimas.

Colville anunció que la Alta Comisaría para los Derechos Humanos enviará en los próximos días una segunda misión a las áreas donde ocurrieron los hechos para ahondar en las investigaciones.