Los constructores iniciaron menos proyectos en mayo, influidos por una fuerte disminución en los gastos de los gobiernos estatales y locales.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que los gastos en el sector cayeron 0,6% en el mes, ubicándose en una tasa anual ajustada estacionalmente de 757.900 millones de dólares. La cifra apenas supera el nivel más bajo en 11 meses registrado en febrero y es de aproximadamente la mitad del ritmo de 1,5 billones de dólares que muchos economistas consideran saludable.

Los analistas dicen que pudieran pasar otros cuatro años antes de que el sector de la construcción regrese a niveles positivos.

La construcción de viviendas cayó 2,1%, declinación que se debió en gran parte a un descenso de ese mismo porcentaje en los edificios de apartamentos, un sector inestable.

Los proyectos gubernamentales disminuyeron 0,8% a una tasa anual ajustada estacionalmente de 276.000 millones de dólares. Fue el octavo mes consecutivo de declinaciones e hizo caer los gastos de los gobiernos a su nivel más bajo desde abril del 2007.

Todas las declinaciones corresponden a gobiernos estatales y locales; los gastos cayeron 1,2%, hasta 246.600 millones de dólares.

La actividad a esos niveles está en su peor punto desde diciembre del 2006. Los gobiernos estatales y locales están reduciendo proyectos por estar lidiando con déficit presupuestarios.

Los gastos a nivel federal subieron 2,1%, hasta 29.600 millones de dólares.

La construcción en proyectos privados cayó en mayo 0,4%, a una tasa anual ajustada estacionalmente de 477.000 millones de dólares.

Los gastos residenciales bajaron 2,1%. La construcción de casas unifamiliares declinó 0,3% y la de edificios de apartamentos 2,1%.

Los dueños de viviendas están optando por renovar sus casas en lugar de mudarse. Los constructores están pasando apuros en medio de una ola de ejecuciones de hipotecas que están haciendo caer los precios de viviendas previamente ocupadas.

El precio medio de una vivienda usada fue de 166.500 dólares en mayo. Las viviendas nuevas andaban 56.100 dólares más arriba, casi el 31%. La brecha se debe a la oleada de ejecuciones de hipotecas y ventas en las que los prestamistas aceptan menos de lo que se debe en la hipoteca.

En tanto, un grupo privado dijo que la actividad manufacturera se recuperó en junio, luego de una considerable baja en mayo.

El Instituto de Gerentes de Abastecimiento, un grupo de ejecutivos de compras, dijo que su índice de actividad manufacturera subió a 55,3 en junio, de 53,5 en mayo, el menor crecimiento en 20 meses.

Un registro por encima de 50 indica que el sector manufacturero se está expandiendo.

Las solicitudes de bienes y empleos volvieron a subir en junio.