La primera baja del cierre patronal en la NBA ocurrió el mismo viernes, cuando quedó en el aire la apertura del mercado de agentes libres en la fecha acostumbrada del 1 de junio.

También podrían llegar a suspenderse partidos su los propietarios y los jugadores no hacen progresos cuando reanuden las conversaciones.

El analista de la televisión y miembro del Salón de la Fama Charles Barkley dijo que no cree que "vayan a jugar en toda la próxima temporada".

El cierre patronal anterior redujo la campaña de 1998-99 a 50 partidos, y los jugadores afirman ahora que están preparados para resistir el tiempo necesario y mantener su rechazo a los cambios financieros propuestos por los dueños.