Bolivia y Estados Unidos han terminado un convenio marco que debe ser suscrito pronto por ambos estados con la intención de recuperar la relación bilateral tras la expulsión recíproca de embajadores en 2008, dijo el viernes el presidente de la cámara de diputados de la nación sudamericana.

Héctor Arce Zaconeta señaló al dictar una conferencia que el convenio "pueda ser suscrito por ambos estados y se abra una nueva era con la reposición de los embajadores. Creo que estamos en buenas posibilidades de (lograr) un nuevo marco para un buen relacionamiento con Estados Unidos."

"No conozco los términos precisos del convenio marco, pero sí mantiene uno de los pilares fundamentales que es la lucha contra el narcotráfico. El convenio marco es un nuevo punto de partida para las relaciones bilaterales, que va a marcar relaciones de igualdad entre ambos países. Habría que ver con esperanza un nuevo futuro de las relaciones", señaló.

El canciller boliviano David Choquehuanca dijo en febrero que si bien las negociaciones habían avanzado, el borrador contenía aspectos inaceptables para la nación sudamericana, relacionados en especial con la lucha antinarcóticos.

El viceministro boliviano de Defensa Social Felipe Cáceres informó esta semana que Estados Unidos reducirá en 2012 su ayuda antidrogas a 10 millones de dólares, tras haber contribuido con 15 millones de dólares.

Bolivia y Estados Unidos tratan de recomponer las relaciones sobre la base del respeto mutuo después de que en 2008 el presidente Evo Morales expulsó al embajador de ese país en La Paz, Phillip Goldberg, por sospecha de espionaje. Poco después lo hizo con la agencia antinarcóticos DEA y otro diplomático de ese país.

El gobierno del entonces presidente George W. Bush respondió expulsando al embajador boliviano. Estados Unidos excluyó luego a Bolivia del programa de preferencias arancelarias para los países andinos (ATPDEA por sus siglas en inglés) alegando la insuficiencia en su lucha contra las drogas.

Bolivia es actualmente uno de los cuatro países de la región sin embajador estadounidense, junto con Ecuador, Venezuela y México.

Arce dijo que visitó la capital estadounidense atendiendo invitaciones de centros de estudios interesados en las elecciones previstas el 16 de octubre para escoger por elección directa a 26 autoridades de los tribunales supremo de justicia, electoral, agroambiental y del consejo de la magistratura.

"La idea es darle independencia al poder judicial, es la gran apuesta. Es una fórmula que no se ha probado en otra parte. En Estados Unidos algunos estados escogen autoridades menores, pero nunca autoridades máximas", señaló Arce, quien planea volver a La Paz el sábado.

_________

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo