Cuatro días, 480 puntos.

Así es como el promedio industrial Dow Jones cerró los últimos cuatro días de junio. El Dow sumó más de 150 puntos sólo el jueves, después de que Grecia despejó el último obstáculo necesario para recibir el siguiente abono de los préstamos de emergencia. Un repunte en la industria manufacturera de Chicago también impulsó los índices.

El repunte comenzó el lunes, cuando Nike Inc. informó resultados trimestrales que mostraron que los consumidores están gastando más de lo previsto. Las ganancias del mercado de valores lo encaminan hacia la mejor semana desde julio del año pasado.

Fue un cambio impresionante desde el comienzo del mes, cuando el Dow Jones cayó casi 280 puntos en un día. El primer día de junio, los informes mostraron que las ventas de automóviles cayeron fuertemente en mayo y que las empresas privadas estaban contratando a mucha menos gente de lo esperado. La última oleada no fue suficiente para dejar en positivo el balance del mercado de valores para el mes, pero llevó al Dow a subir un 0,8% para el trimestre. El índice de referencia Standard & Poor's, formado por 500 acciones, y el tecnológico Nasdaq perdieron cada uno 0,3% para el mes.

Las ganancias del jueves se produjeron después de que los legisladores griegos aprobaron un proyecto de reducción de costos que era un requisito para que los prestamistas internacionales liberaran 17.000 millones de dólares en fondos de rescate para Grecia. El país necesita el dinero para evitar el incumplimiento de pagos de su deuda. Una moratoria por parte de Grecia podría alterar los mercados financieros y dar lugar a una extendida crisis financiera en Europa.

Los comerciantes también se tranquilizaron por las señales alentadoras sobre la economía estadounidense. Un grupo comercial informó que el sector manufacturero de Chicago se aceleró inesperadamente en junio. Los analistas habían pronosticado una caída. A principios de semana, Nike Inc. reportó ganancias que fueron mejores de lo que los analistas habían pronosticado. Eso llevó a muchos inversionistas a creer que los altos precios de la gasolina no han evitado que los consumidores gasten en bienes que no son de primera necesidad.

El Dow Jones aumentó 152,92 puntos, o 1,3%, para cerrar en 12.414,34. El S&P 500 subió 13,23 unidades, o 1%, hasta 1.320,64. El Nasdaq ganó 33,03, o 1,2%, a 2.773,52.

Las empresas que suelen beneficiarse de la expansión mundial lideraron el Dow. Intel Corp., Caterpillar Inc. y Hewlett-Packard Co. ganó cada una más de un 2,4%.

Las acciones todavía están por debajo de los máximos para 2011 que alcanzaron a finales de abril, cuando una serie de débiles reportes económicos indicaron que la economía de Estados Unidos se estaba desacelerando. Desde entonces, los inversionistas han estado debatiendo si la desaceleración sería un pasajero accidente a corto plazo o el comienzo de un largo estancamiento en la recuperación económica.

El informe de manufactura, junto con la finalización formal del gobierno de su programa de estímulo de compra de bonos conocido como QE2, hizo bajar el precio de los bonos ya que los inversionistas pusieron menos dinero en activos seguros. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cayó de 3,11% del miércoles a 3,16% el jueves. Los rendimientos de los bonos suben cuando los precios caen.

Tres acciones subieron por cada una que bajó en la Bolsa de Valoresde Nueva York. El volumen consolidado de transacciones fue de 3.800 millones de títulos.

En Europa, el FTSE 100 británico ganó 1,5%, a 5.945,71, mientras que el DAX alemán se incrementó 1,1%, a 7.376,24 y el CAC-40 francés avanzó 1,5% hasta ubicarse en 3.982,21.

Más temprano, en Japón, el índice Nikkei ascendió 0,2% y cerró en 9.816,09.