Una asociación de vecinos de Florida (EE.UU.) realizará pruebas de ADN a los excrementos de perros para identificar a los dueños que no recojan las deyecciones que dejan sus mascotas en las zonas comunes del complejo de apartamentos, informaron hoy medios locales.

A partir del primero de agosto, los residentes de este condominio de 485 viviendas deberán abonar 200 dólares a la empresa DNA Pet World Registry para que archive la información genética de los perros, que llevarán un collar con identificación, indicó en su página web el diario The Palm Beach Post.

Una vez almacenada la información, las muestras de excrementos encontrados en las áreas comunes sin recoger serán enviadas a esta compañía con sede en el estado de Tennessee (EE.UU.) para su comparación.

La asociación de vecinos de The Village of Abacoa, en la ciudad de Jupiter (costa este de Florida) amenaza, además, con imponer una multa de mil dólares a los dueños de los perros cuyo ADN, extraído de la saliva, coincida con el de las muestras de excrementos no recogidos".

Según la asociación, los gastos anuales de limpieza de suelo por excrementos de perro que sus dueños no recogen alcanzan los 10.000 y 12.000 dólares.

En el caso de reiteración, aquellos que no recojan los excrementos de sus mascotas podrían incluso hasta perder a su perro.