El Gobierno de la República Dominicana anunció hoy que exonerará de impuestos y aranceles la importación de cloro para la potabilización del agua, una nueva medida para enfrentar el brote de cólera que vive el país y que ha dejado 50 fallecidos desde noviembre pasado.

La información la ofreció el ministro de Salud Pública, Bautista Rojas Gómez, tras reunirse en la sede del Ejecutivo con el presidente del país, Leonel Fernández, quien deberá emitir próximamente un decreto acerca de esta medida.

"Es un paso del Gobierno dominicano en la lucha contra el cólera y un apoyo para que el sector agua y saneamiento puedan asumir con más holgura el trabajo que han venido haciendo", señaló el funcionario en un comunicado oficial.

Rojas Gómez explicó que en el país existen 1.288 acueductos comunitarios que abastecen a 1,7 millones de personas, los cuales son manejados por algunas ONGs y que ahora serán controlados conjuntamente con las corporaciones de acueductos de diferentes provincias y el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA).

El ministro aseguró que el agua que se ofrece a la población dominicana es "de alta calidad", exceptuando estos sistemas de abastecimiento comunitarios.

Rojas Gómez insistió a la población mantener los niveles de higiene para prevenir el cólera, que surgió en noviembre pasado proveniente de Haití, donde ha causado más de 5.500 muertes desde octubre.