El presidente José Mujica dijo el jueves que durante estos seis meses que presidirá el Mercosur buscará alinear funciones y organismos que conforman el bloque e institucionalizar mecanismos que diriman pleitos comerciales.

Durante la cumbre en Asunción el miércoles, Mujica asumió la presidencia temporal del bloque que integran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y sus asociados Chile y Bolivia, .

Asimismo, anticipó en su audición radial que buscará institucionalizar los sistemas de arbitrajes del Mercosur para mejorar el abordaje de las controversias que se presenten.

"No hemos todavía podido instrumentar un sistema de arbitraje para nuestras relaciones comerciales para todos entre los socios que objetivice el Mercosur y nuestros frecuentes líos comerciales porque tal cosa no puede entrar, porque depusieron esto, porque depusieron lo otro", indicó Mujica.

Aludía a las medidas que bilateralmente adoptan con frecuencia Brasil y Argentina, los dos países mayores y económicamente más poderosos, como las dilaciones en extender los permisos de importación, una medida que tiende a la protección indirecta de sus propias industrias y por lo cual las corrientes comerciales no se hacen fluidas.

Mujica dijo que se pondrá empeño en avanzar en una negociación global con Europa.

La Unión Europea, UE, y el Mercosur en 1996 firmaron en Madrid un llamado "Acuerdo Marco" para conformar una asociación interregional, comercial, política y económica, pero hasta el presente todas las negociaciones no pudieron prosperar, en especial cuando se abordan los capítulos sensibles como el sector agropecuario, de servicios y de compras estatales.

Esto ha venido frenando el avance de las gestiones de esos bloques y en marzo pasado en Ginebra, volvieron a sucederse los mismos problemas y se destacó que Francia, especialmente, se opone a cualquier tratado agrícola con el Mercosur, que perjudicaría a sus agricultores.

No se ha informado cuando, eventualmente, podrían reiniciarse las negociaciones UE-Mercosur.

Mujica, dijo, empero, que algunas cuestiones internas del Mercosur, han mejorado como el mejoramiento de las relaciones con Argentina, tras superarse el problema por una fábrica de celulosa y con Brasil, se han llegado a acuerdos para interconexión eléctrica.