Dos periodistas que estuvieron cautivos en Afganistán por más de 18 meses regresaron el jueves a Francia.

Stephane Taponier y Hervé Ghesquiere llegaron a la base aérea militar de Villacoublay, a las afueras de París. Ambos hombres fueron liberados el miércoles junto con su traductor afgano.

Los tres hombres y otros dos afganos fueron capturados en diciembre del 2009 cuando trabajaban en una información sobre la reconstrucción de una carretera al este de Kabul. Su odisea llevó a la realización de una campaña a nivel nacional en Francia para exigir su liberación.

El movimiento Talibán indicó que el grupo insurgente los tenía en su poder y realizó una serie de demandas a cambio de la libertad de los periodistas.

Las autoridades francesas insistieron en que no se pagó ningún rescate por ambos periodistas.