Willie Harris, jardinero de los Mets de Nueva York, ingresó a la lista de ausentes por motivos personales, después de que su esposa tuvo un parto prematuro, que derivó en el fallecimiento de su bebé.

El manager Terry Collins ofreció sus condolencias a Harris y a su esposa Trey antes del encuentro del jueves en Detroit. Harris había solicitado permiso para ausentarse el miércoles, para asistir al parto.

Los Mets no dieron más detalles sobre el fallecimiento.

El martes por la noche, Harris jugó en Detroit. El miércoles por la noche abandonó el club durante el encuentro, una victoria.

Collins consideró posible que Harris se reintegre a los Mets el viernes, cuando regresan a Nueva York para una serie contra los Yanquis. No estaba claro si su esposa podría abandonar el hospital para esa fecha.