México se alista para una jornada electoral el domingo en cuatro estados, incluido el más poblado del país, y donde las preferencias están a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que busca sumar triunfos en su carrera por recuperar la presidencia nacional en 2012.

Los comicios del domingo servirán para elegir a los nuevos gobernadores de Coahuila, Nayarit y el Estado de México, cuyas actuales administraciones están en manos del PRI, mientras que en Hidalgo sólo se renovarán alcaldías.

La atención, sin embargo, está puesta en el Estado de México por tratarse del más poblado con 15,1 millones de habitantes y porque el actual gobernador, Enrique Peña Nieto, ha sido señalado en diversas encuestas como el favorito para ser el candidato presidencial del PRI y posiblemente llevar a su partido a recuperar la presidencia de México que perdió en 2000 por primera vez en siete décadas.

A la cabeza de las preferencias para los comicios del Estado de México, que rodea la capital del país, se encuentra el candidato del PRI Eruviel Avila, seguido lejanamente por el aspirante del partido izquierdista de la Revolución Democrática, Alejandro Encinas, y el del partido conservador Acción Nacional (PAN), Luis Felipe Bravo Mena.

La jornada electoral se realizará después de que la oposición acusó al candidato del PRI en el Estado de México de violentar las normas electorales al incurrir presuntamente en gastos excesivos de campaña e iniciar anticipadamente su campaña.

Tras una denuncia de la oposición, el tribunal electoral federal resolvió el miércoles que Avila sí comenzó su campaña de manera anticipada y ordenó al instituto electoral del Estado de México que establezca una sanción contra el candidato. Sin embargo, aclaró que la falta no puede considerarse grave pues sólo hizo actos en dos de los 125 municipios, con lo cual puede seguir en la contienda sin mayor problema.

El equipo de campaña de Avila, que es apoyado por los partidos minoritarios Verde y Nueva Alianza, informó en un comunicado que aunque no se comparte el criterio del tribunal federal aceptará la resolución y el castigo.

El PRI es un partido que gobernó México por 71 años continuos hasta 2000, cuando perdió la presidencia a manos del PAN.

Lorenzo Meyer, analista e investigador del Colegio de México, dijo a la AP que la principal característica de los comicios en el Estado de México es que es prácticamente un hecho que de ese lugar saldrá el candidato a la presidencia del PRI, algo que no había ocurrido en la historia de ese partido.

El PRI ha gobernado el Estado de México por 82 años, lo que para Meyer lo convierte en "uno de los últimos grandes bastiones del partido".

Surgido en 1929, el PRI espera superar en 2012 sus dos intentos fallidos de recuperar la presidencia del país e intenta mostrarse como un partido que se ha renovado y entiende las necesidades de la gente, aunque algunos aún lo ven como un grupo autoritario y promotor de la corrupción y abusos de los que fue acusado en las siete décadas de gobiernos nacionales.

"El PRI nace como un conglomerado de fuerzas políticas que aceptan la disciplina a cambio de la seguridad de tener el poder", comentó Meyer.

Agregó que "en el 2000 se les fue el poder a nivel nacional, pero los pequeños PRI de los estados siguieron las mismas costumbres que el PRI nacional había tenido y Peña Nieto es del PRI de esos estados que no han cambiado".

Por lo pronto, el mismo PRI le da una gran importancia al Estado de México de cara a 2012.

"En la elección de gobernador del Estado de México se abre un camino muy importante a la elección presidencial de México. Veremos en este proceso dónde está la preferencia del mexicano", dijo esta semana Miguel Angel Osorio, enviado de la dirigencia nacional del PRI a supervisar la campaña y el proceso en ese estado.

-----

Contribuyó con esta nota la periodista de The Associated Press Gloria Pérez, en el Estado de México.