El ex director del FMI Dominique Strauss-Kahn quedó el viernes en libertad sin fianza debido a que los fiscales analizan su caso tras una investigación amplia a los antecedentes de la mucama de hotel que lo acusó de agresión sexual.

Al término de su comparecencia, Strauss-Kahn se retiró de la corte. El ex titular del Fondo Monetario Internacional estuvo en arresto domiciliario durante semanas en un elegante apartamento de Manhattan después de que depositara una fianza de seis millones de dólares.

Los cargos, que incluyen violación, no fueron reducidos, pero la medida indica que los fiscales ya no consideran las acusaciones tan indiscutibles como parecían al principio.

La mucama, de 32 años, acusó en mayo a Strauss-Kahn de perseguirla en su lujosa habitación en un hotel de Nueva York, de intentar quitarle las pantimedias y obligarla a hacerle sexo oral.

"Es un gran alivio", dijo el abogado de Strauss-Kahn, William Taylor, quien agregó que el caso pone de relieve "la facilidad con la que se acusa a las personas de delitos graves y se apresuran juicios".

"Es muy importante en este país que las personas, en especial los medios de comunicación, se abstengan de emitir juicios hasta que se hayan recabado todos los hechos", agregó.

El abogado de la parte acusadora no minimizó la gravedad de los cargos.

"Desde el primer día ella describió una agresión sexual violenta que Dominique Strauss-Kahn cometió en su contra", afirmó el abogado Ken Thompson.

"Ella describió la agresión sexual muchas veces, a los fiscales y a mí, y jamás modificó un sólo detalle de ese encuentro", agregó.

El abogado tachó de mentiras las versiones de prensa de que su clienta estaba implicada con un traficante de narcóticos.

Strauss-Kahn llegó el viernes por la mañana a la corte en una camioneta Lexus y subió con confianza los escalones de granito acompañado de su esposa, la periodista francesa Anne Sinclair. El ex titular del FMI llevaba puesto un traje gris oscuro y Sinclair un saco blanco.

Al término de la audiencia, salió a paso lento de la corte mientras envolvía con su brazo el hombro de su esposa, al tiempo que sonreía ligeramente a la multitud reunida afuera.

El acuerdo autorizado por Michael Obus, juez de la Corte Suprema estatal en Manhattan, no le devuelve su pasaporte a Strauss-Kahn, lo que significa que no puede partir rumbo a Francia.

El otro abogado del ex director del FMI, Benjamin Brafman, dijo que el procesado podrá viajar sin restricciones dentro de Estados Unidos.

Los investigadores creen que la mujer mintió sobre algunas de sus actividades durante las horas cercanas al supuesto ataque, dijo un funcionario de una agencia policial, el cual tiene conocimiento del caso pero habló a condición de mantenerse en el anonimato.

Los fiscales creen que la mucama mintió sobre varios detalles de su petición de asilo en Estados Unidos, entre ellos una afirmación de que ella había sido violada en Guinea, su país natal, dijo el funcionario a The Associated Press.

"Ella incluso recontó toda la historia a los fiscales y luego dijo que era falsa", señaló el oficial.

Los fiscales no han llegado a una nueva conclusión sobre las acusaciones contra Strauss-Kahn y no han decidido si reducirán los cargos contra él, agregó.

___

Jennifer Peltz tiene twitter en http://twitter.com/jennpeltz.

___

Las periodistas de The Associated Press, Colleen Long, en la ciudad de Nueva York, y Angela Charlton, en París, contribuyeron a este despacho.