Un hombre que había huido a México para evadirse de una acusación por asesinato que enfrentaba en el estado norteamericano de Connecticutt y que estuvo prófugo durante más de dos décadas fue capturado y extraditado a Estados Unidos.

Adam Zachs fue enviado en avión desde México a la ciudad de Nueva York la noche del miércoles y luego trasladado a la prisón de la Corte Superior de Hartford.

Zacks será presentado la mañana del jueves ante un juez antes de ser enviado a una cárcel para que cumpla su condena de 60 años de cárcel.

Zachs fue hallado culpable y sentenciado por el asesinato a tiros de Peter Carone, de 29 años, afuera de un restaurante de West Hartford en 1987, pero se le permitió permanecer libre bajo fianza mientras apelaba el caso y huyó a México en 1989.

El fugitivo fue capturado en febrero en la ciudad central mexicana de León, Guanajuato, ubicada a 433 kilómetros (269 millas) al noroeste de la Ciudad de México.