El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. publicó hoy un informe en el que señala "fuertes indicios" de que la cepa del brote de cólera responsable de la muerte de miles de personas en Haití fue llevada al país por cascos azules nepalíes de la ONU.

"Nuestros descubrimientos sugieren fuertemente que la contaminación del río Artibonito procedía de un campo militar desde donde se originó la epidemia", según el reporte que aparece publicado en la revista Enfermedades Infecciosas Emergentes, de ese organismo.

El brote de cólera que estalló en Haití en octubre de 2010 ha causado la muerte de 5.506 personas y ha afectado a 363.117, de acuerdo con los últimos datos suministrados por las autoridades haitianas.

El estudio, llevado a cabo por médicos franceses y haitianos, indicó que el brote de cólera en Haití era "sorprendente, ya que el último del que se tenía constancia en el país caribeño era de hace más de un siglo".

"Nuestra investigación epidemiológica ofreció adicionales argumentos confirmando la importación del cólera", agregó.

Entre estos argumentos, se citó "la exacta correlación en tiempo y lugar" entre la llegada del batallón de Nepal procedente de una zona en la que se había producido un brote de cólera a finales de septiembre en el país asiático.

Además, lo "remoto" de la región de Meille, en el centro de Haití, y "la ausencia de información sobre otros recién llegados hacen improbable que el brote de cólera haya sido importado de otra manera".

El campamento base de los soldados de Nepal se encontraba radicado en la región, y la mala gestión de las aguas residuales provocó la contaminación del río desde el que la enfermedad se expandió rápidamente por el empobrecido país, que aún luchaba por recuperarse del terremoto de enero de 2010.

Como resultado del "violento" brote, se produjo una "huida de personas hacia otras zonas que resultó en una ola de epidemia que se extendió centrífugamente y sobrepasó la incipiente capacidad de respuesta sanitaria" de Haití.