El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo hoy esperar que las conversaciones para la financiación del programa de ayuda a Grecia concluyan "pronto", lo que allanará el camino para la entrega del cuarto tramo del paquete de rescate.

El Gobierno griego logró ayer el respaldo de 155 de los 300 miembros del Parlamento para un impopular programa de recortes, subidas de impuestos y privatizaciones por un valor de 78.000 millones de euros (más de 112.000 millones de dólares).

La aprobación del paquete de medidas por parte del Parlamento heleno era exigida como condición imprescindible para desembolsar los 12.000 millones de euros (unos 17.000 millones de dólares) del próximo tramo de ayuda de la UE y el FMI a Atenas, necesarios para que el país no caiga en suspensión de pagos durante el verano.

El Fondo dijo hoy en un comunicado que el nuevo paquete de ajuste "contribuirá a restaurar la viabilidad fiscal, salvaguardar la estabilidad del sector financiero e incrementar la competitividad para crear las condiciones para un empleo y crecimiento sostenido".

"Las conversaciones para la plena financiación del programa continúan y esperamos una resolución positiva pronto", afirmó el FMI, que recordó que eso "allanará el camino" para la entrega del próximo tramo del paquete de rescate.