Un tribunal sentenció a penas entre uno y tres años de prisión a seis policías, entre ellos un coronel, acusados de atentar contra la seguridad del estado por protestar en la legislatura durante una sublevación policial en septiembre, informó el jueves uno de los abogados de los uniformados.

El abogado Raúl Ilaquiche, en declaraciones a radio Sonorama, precisó que "esta tarde hemos recibido la resolución del Tribunal Segundo de Garantías Penales en nuestros casilleros judiciales".

No hubo de inmediato información oficial de dicha corte.

Ilaquiche destacó que la mayor sentencia, de tres años, fue para el coronel Rolando Tapia, quien se desempeñaba en septiembre como jefe de la escolta legislativa; para el policía Mario Flores la pena fue de 18 meses, como cómplice, y para sus compañeros Patricio Simancas, Francisco Noboa, Marco Tibán y Carlos Tasinchana, a un año, al ser considerados encubridores.

Tibán es hermano de la asambleísta del movimiento indígena Pachakutik, Lourdes Tibán.

Los seis policías formaban parte de la escolta de la Asamblea (el poder legislativo), donde los diputados no pudieron sesionar el 30 de septiembre, cuando se produjo una sublevación de cientos de policías para demandar por la eliminación de beneficios económicos.

En el principal cuartel policial de Quito, ese día, el presidente Rafael Correa fue agredido física y verbalmente por lo que tuvo que huir a un hospital policial cercano, donde quedó retenido por varias horas y fue rescatado tras un operativo militar en el que hubo ocho muertes y 270 heridos.