Las cenizas de un pastor estadounidense que dirigió peregrinaciones anuales de ayuda a Cuba, en desafío al embargo comercial de Washington, se pusieron en exhibición en un seminario de la isla.

Girón, un periódico regional del partido comunista, dijo que los líderes religiosos y fieles rindieron homenaje el jueves al difunto reverendo Lucius Walker en la provincia de Matanzas.

Una fotografía publicada en la página de internet de Girón muestra una caja sencilla y una fotografía enmarcada de Walker en un altar con flores y velas debajo de las banderas cubana y estadounidense.

Walker encabezó la organización sin fines de lucro Pastores por la Paz y emprendió 21 viajes de ayuda a Cuba. Murió de un ataque cardíaco en Nueva York el año pasado a la edad de 80 años.

Funcionarios cubanos han dicho que las cenizas de Walker serán depositadas en un parque de La Habana como eran sus deseos.