Canadá dijo hoy que es "inaceptable" la designación de Corea del Norte para presidir la Conferencia de Desarme de la ONU y apuntó a que boicoteará las actividades del comité mientras Pyongyang esté al frente.

"Simplemente Corea del Norte no es un presidente creíble para una institución de desarme" afirmó a través de un comunicado el ministro de Asuntos Exteriores canadiense, John Baird.

"El hecho de que tenga un turno en la presidencia del comité de las Naciones Unidas concentrado en el desarme es inaceptable, dados los esfuerzos del régimen de Corea del Norte precisamente en la dirección opuesta", continuó el ministro canadiense.

"Solicitamos a Corea del Norte que pase la presidencia a un país creíble que haga progresar la agenda de desarme en la ONU. Canadá revisará de forma inmediata su participación en las actividades del comité", añadió Baird.

El Gobierno canadiense también aprovechó para solicitar al régimen norcoreano, que mantiene un programa de desarrollo de armas nucleares y misiles balísticos que ha provocado la imposición de sanciones internacionales, que permita el acceso a sus instalaciones a los inspectores.