La artillería latina tuvo como mejor protagonista al primera base venezolano Miguel Cabrera que, siendo uno de los toletes claves de su novena, pegó dos jonrones para liderar los bates en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas.

Cabrera puso lo mejor de su experiencia de ocho temporadas dentro de las mayores para volarse la barda en dos ocasiones, pero el poder de su bate fue insuficiente para evitar la segunda derrota seguida de los Tigres de Detroit, que perdieron 9-16 contra los Mets de Nueva York, que siguen consolidando su juego.

Por los Tigres Cabrera ligó 17 vuelacercas en lo que va de campaña al pegar de cuatro esquinas en el cuarto episodio sobre los lanzamientos del abridor Chris Capuano, sin corredores en las almohadillas.

El venezolano volvió a castigar a Capuano con otro toletazo de vuelta entera en la sexta entrada cuando había dos hombres en base. El primer cuadrangular de Cabrera fue por el jardín izquierdo, mientras que el segundo lo conectó por el central.

El campocorto dominicano Jhonny Peralta (13) también jonroneó en la sexta entrada al pegar un bambinazo solitario contra su compatriota el relevista Pedro Beato, pero tampoco fue suficiente para evitar la derrota.

Por los Mets, el guardabosques puertorriqueño Ángel Pagán remolcó cuatro carreras al hacer seis viajes a la caja de bateo y conectar en cuatro ocasiones que también le permitieron pisar tres veces la registradora.

También brillando con un jonrón estuvo el bateador designado puertorriqueño Jorge Posada, y los Yanquis de Nueva York vencieron 5-2 a los Cerveceros de Milwaukee para consolidar su posición como líderes de la División Este de la Liga Americana.

Posada (9) pegó de vuelta entera en el sexto episodio, solitario. El boricua envió por todo el jardín derecho un batazo que se convirtió en un bambinazo solitario.

El cerrador panameño Mariano Rivera (21) trabajó un episodio para apuntarse el rescate al ponchar a uno de los tres enemigos que enfrentó, ante quienes realizó 12 envíos, nueve perfectos.

Participando en la lluvia de vuelacercas, el guardabosques cubano estadounidense Raúl Ibáñez, pegó jonrón solitario en el séptimo episodio y los Filis de Filadelfia derrotaron 2-1 a los Medias Rojas de Boston.

Ibáñez (9) pegó de cuatro esquinas en el séptimo episodio contra el abridor John Lackey y le sacó la bola por la barda derecha con solitario que iba a valer la victoria para los Filis, que se consolidan como líderes de la División Este de la Liga Nacional.

El cerrador dominicano Antonio Bastardo (3) trabajó un episodio para acreditarse el rescate al hacer 10 envíos, siete perfectos, y dejó en 0,93 su promedio de efectividad.

El guardabosques panameño Carlos Lee también hizo sonar el bate para los Astros de Houston, que perdieron 2-3 contra los Vigilantes de Texas.

Lee (6) conectó de cuatro esquinas en el séptimo episodio para poner la pizarra 1-3 por el jardín izquierdo, solitario, cuando el serpentinero buscaba el segundo out del episodio.

Por los Vigilantes, el cerrador dominicano Neftalí Feliz (16) trabajó el último episodio para adjudicarse el rescate. Feliz dio una base y ponchó a dos, y dejó en 3,03 su promedio de efectividad.

El parador en corto dominicano Hanley Ramírez pegó jonrón y los Marlins de la Florida vencieron 3-0 a los Atléticos de Oakland.

Ramírez (5) ligó vuelacercas en el primer episodio sobre los lanzamientos del abridor venezolano Guillermo Moscoso.

El dominicano castigó a Moscoso con batazo por el jardín central con un corredor en base cuando había dos outs en el episodio.

El bateador emergente dominicano Aramís Ramírez se encargó de definir la pizarra en la parte baja del noveno episodio con sencillo remolcador para llevar a los Cachorros de Chicago a una victoria por 2-1 sobre los Gigantes de San Francisco.

Ramírez se convirtió en el verdugo de los líderes de la División Oeste de la Liga Nacional, los Gigantes, a quienes con su incogible les rompió una racha de siete triunfos consecutivos.

El dominicano pegó sencillo entre los jardines izquierdo y central para llevar a la registradora al guardabosques Tony Campana y remolcar la victoria de los Cachorros.

En la lomita la victoria se la acreditó el cerrador dominicano Carlos Mármol (2-2) al trabajar un episodio, permitir dos imparables, dar una base y ponchar a uno.

Mármol dominó con 20 envíos, 11 de ellos perfectos, y dejó en 2,48 su promedio de efectividad después de dominar a cinco bateadores enemigos.

En los bates productivos, el segunda base colombiano Orlando Cabrera volvió a liderar la ofensiva de los Indios de Cleveland que se impusieron por 6-2 ante los Cascabeles de Arizona.

Cabrera, que en el primer partido de la serie pego jonrón y decidió también el triunfo de los Indios, esta vez logró cuatro imparables, su mejor marca de la temporada, conectó doble, anotó dos carreras y produjo otra.

El campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera también pegó tres imparables, incluyendo un doble y un sencillo impulsador, para los Indios.

El abridor venezolano Carlos Carrasco (8-4) trabajó siete episodios para ceder cuatro imparables, dos jonrones, no dio bases, golpeó a dos bateadores y retiro a siete por la vía del ponche.

También sobre la lomita el abridor dominicano Edinson Vólquez se acreditó el triunfo de los Rojos de Cincinnati, que vencieron 4-3 a los Rays de Tampa Bay.

Vólquez (5-3) trabajo seis entradas y un tercio para espaciar cuatro imparables y tres carreras, dio tres bases por bolas y el derecho dominicano abanicó a siete bateadores rivales.