Un hombre en una muchedumbre agarró al presidente Nicolas Sarkozy por el hombro y casi lo echó al suelo antes de ser derribado por agentes de seguridad.

El inusual incidente ocurrió cuando el mandatario estrechaba las manos de personas en el pueblo de Brax, en el sur de Francia.

La identidad y los motivos del individuo no se conocían por el momento. La policía dijo que está detenido en el vecino poblado de Agen.

La televisión francesa mostró a Sarkozy extendiendo el brazo sobre una barrera de metal para saludar a personas en la multitud cuando un hombre lo agarró por el hombro y lo jaló hacia la concurrencia.

Sarkozy comenzó a perder el equilibrio, pero inmediatamente retrocedió. Sus agentes de seguridad derribaron al atacante.

La oficina presidencial no comentó sobre el incidente.