Lionel Messi, obligado a rendir riguroso examen ante su público que lo mira con desconfianza, será el eje del equipo de Argentina que se medirá el viernes ante Bolivia en la inauguración de la Copa América.

Messi, ídolo del Barcelona, tendrá múltiples desafíos: deberá por fin revalidar ante los argentinos que es el mejor del mundo y en ese partido tendrá la oportunidad de vengarse de una de las mayores afrentas que sufrió él mismo como jugador --y todo el balompié de Argentina-- cuando Bolivia la humilló 6-1 en La Paz.

El astro del Barcelona estuvo en aquel partido el 1 de abril de 2009 por las eliminatorias para el posterior Mundial de Sudáfrica, integrando sociedad de ataque con Carlos Tevez, como volverá a ocurrir ahora ya que ese goleador del Manchester City le ganó la puja a Angel Di María (Real Madrid) por la titularidad.

"Tevez puede juntarse bien con Messi y no quise tener tanto vértigo por las puntas con Di María y (Ezequiel) Lavezzi", dijo el técnico Sergio Batista al anunciar el equipo en reunión de prensa en el cuartel general de los argentinos en la vecina ciudad de Ezeiza. "Tengo jugadores que me dan distintas posibilidades".

En el banco estarán listos para entrar en acción otros pesos pesados de ataque como Sergio Agüero (Atlético Madrid, España), Gonzalo Higuaín (Real Madrid, España) y Diego Milito (Inter, Italia).

El defensor Javier Zanetti (Inter, Italia) y el centrocampista y capitán Javier Mascherano fueron otros de los que estuvieron en aquel partido bajo el mando de Diego Maradona, a quien sucedió el actual técnico Sergio Batista.

Zanetti y Mascherano saldrán en el equipo tuitular, en el que Sergio Romero se adueñó del arco al ganarle también una puja a Juan Pablo Carrizo, quien acaba de descender con River.

Argentina y Bolivia se verán las caras por primera vez desde aquella ocasión.

"Ningún partido es igual a otro; nosotros saldremos a ganar y a tratar de imponer nuestro juego", dijo Batista. "Tenemos un buen equipo y al mejor del mundo que es Messi".

Curtido de gloria con Barcelona, Messi solo exhibió talento a cuentagotas con Argentina, con la que aún no ganó ningún título de mayores a nivel oficial. Messi jugó los Mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica, así como también la Copa América de Venezuela 2007, cuando su equipo perdió la final con Brasil por segunda vez consecutiva.

"Siempre fui discutido por cómo se dieron las cosas en la selección, que desgraciadamente no se pudo ganar ni la Copa América ni el Mundial", dijo Messi, de 24 años. "Pero ahora estoy sintiendo el cariño de la gente".

A pesar de que los aficionados argentinos aún no le rinden pleitesía como lo hacen los del Barcelona, Messi siempre se manifestó como un jugador diferente con la Albiceleste, en la que marcó 16 goles en 56 partidos.

Messi será sin ninguna duda el eje del equipo, algo que sus compañeros aceptan y no solo porque así lo decidió Batista.

"¡Cómo no vas a depender de Messi¡", dijo Mascherano. "No está mal depender del mejor. Siempre está en condiciones de hacer algo diferente en una milésima de segundo".

"Que todavia sea criticado o no sea del todo ovacionado creo que resulta muy pero muy raro", agregó Maschereano. "Tarde o temprano el reconocimiento le va a llegar".

Por supuesto que Messi es la gran preocupación de Bolivia, por lo que su técnico Gustavo Quinteros le brindará una atención especial.

"Todo el mundo lo sabe a Messi no hay que dejar que tome el balón porque es el mejor jugador del mundo", dijo Quintero, argentino nacionalizado boliviano. "Hay que marcarlo de cerca, no se lo debe dejar jugar, porque cuando te encara, es difícil ganarle".

Aunque el único hombre de punta en Bolivia es Marcelo Martins, el entrenador dice que tiene planeado llegar al gol "hasta con cuatro hombres".

Martins (Shakthar, Ucrania), quien abrió el marcador en el 6-0 de La Paz, tendrá como compañero de ataque a Edivaldo Rojas (Naval, Portugal). Martins y Rojas son brasileños nacionalizados bolivianos.

Argentina, dos veces campeón mundial, es el máximo campeón de la copa con 14 títulos junto con Uruguay.

Pero la última vez que los Albicelestes triunfaron en un campeonato fue hace 18 años en Ecuador, y desde entonces a nivel de mayores no ganaron ningún otro título grande.

Bolivia se alzó con la Copa América una sola vez, en 1963 en La Paz.

El partido, dentro del Grupo A que completan Colombia y Costa Rica, se jugará desde las 21.45 (0045 GMT) en el estadio Unico de la ciudad de La Plata.

___

Alineaciones probables:

ARGENTINA: Sergio Romero, Javier Zanetti, Nicolás Burdisso, Gabriel Milito, Marcos Rojo, Ever Banega, Javier Mascherano, Esteban Cambiasso, Ezequiel Lavezzi, Lionel Messi y Carlos Tevez.

BOLIVIA: Carlos Arias, Lorgio Álvarez, Ronald Raldes, Ronald Rivero, Luis Gutiérrez, Jaime Robles, Wálter Flores, Joselito Vaca, Jhasmani Campos, Edivaldo Rojas y Marcelo Martins.

Arbitro: Roberto Silvera (Uruguay).