Roger Federer nunca había perdido un partido de Grand Slam después de ganar los dos primeros sets, un total de 178 duelos. Pero siempre hay una primera vez y esa se produjo el miércoles en Wimbledon al estrellarse ante Jo-Wilfried Tsonga.

El francés con parecido a Mohamed Alí vino de atrás para conseguir una notable victoria 3-6, 6-7 (3), 6-4, 6-4, 6-4 que le dejó instalado en las semifinales del Grand Slam en césped.

Se trata del segundo año sucesivo que Federer se despide en la ronda de cuartos de final en la Catedral, después de disputar siete finales consecutivas entre 2003-09

Todo lució como un paseo para el suizo y seis veces campeón del Grand Slam en césped al imponerse en los dos primeros sets.

La estadística estaba de parte de Federer, quien nunca había perdido un duelo de Grand Slam en el que tomó ventaja al ganar los dos primeros sets. La foja era un inmaculado 178-0 hasta esta cita en la Cancha Central del All England Club.

"Lo de hoy ha sido enorme, jugué increíble, a todas la embocaba", dijo Tsonga, sin perder de vista la magnitud de haber vencido a Federer al describirle como el "máximo campeón de este deporte".

El próximo rival de Tsonga en semifinales será Novak Djokovic, quien se llevó un susto tremendo frente a un adversario que fue su discípulo en Wimbledon, Pero el serbio reaccionó a tiempo para avanzar con un triunfo 6-2, 3-6, 6-3, 7-5 sobre Bernard Tomic, un chico australiano de 18 años.

Los otros cruces de cuartos se definieron apegándose a los pronósticos.

Rafael Nadal, el campeón vigente, pasó a las semifinales al vencer 6-3, 6-3, 5-7, 6-4 al estadounidense Mardy Fish.

El español Nadal, quien busca aferrarse en el primer lugar del ranking, no dio muestras de dolor en su pie izquierda, el cual se lesionó al vencer al argentino Juan Martín Del Potro en la ronda previa.

Ahora, se las verá con el británico y cuarto preclasificado Andy Murray, que avanzó con una victoria 6-3, 6-4, 6-4 sobre el español Feliciano López.

Murray, el único de los semifinalistas que hasta ahora no ha cedido un set en todo el torneo, intenta convertirse en el primer campeón británico en el All England Club desde que Fred Perry se coronó en 1936.

Pero la eliminación de Federer captó toda la atención.

En el primer set, Federer dispuso su única oportunidad de quiebre de servicio del partido, en el primero de Tsonga, y la aprovechó.

Tsonga no dio más resquicios en el resto del partido, sin encarar otra bola de quiebre en los 23 games con saque que disputó.

Agigantado, el francés barrió los tres últimos sets, con un quiebre de servicio en cada uno. Fueron los únicos quiebres de Tsonga en el duelo, suficientes para eliminar a Federer.

"Jo aprovechó todas las oportunidades. Metió tiros que usualmente no meter", dijo Federer.

Las únicas dos ocasiones en las que Federer perdió tras ganar los primeros sets se remontaban a mediados de la década pasada. La primera fue en 2003 contra el australiano Lleyton Hewitt en un duelo de Copa Davis y la segunda fue ante el argentino David Nalbandian en la final de la Copa Masters en Shanghai.

"Aquí estoy en semifinales. No me lo puedo creer", dijo Tsonga, quien metió 63 winners contra 22 errores no forzados. "Nunca es fácil jugar contra Roger".

Frente a un adversario cuatro años más joven que él, mucho más ágil y con un mejor saque, Federer no pudo hacer valer su ventaja.

Pero Federer se expresó desafiante tras la derrota: sostuvo que jugó bien ante Tsonga y que "definitivamente puedo" agregar más títulos a su colección de Slams, aunque en agosto cumplirá 30 años.

"Cuando tenía 20 años, ahí sí hubiese quedado destrozado: 'no pudo seguir; no volverá a a otro cuartos de final en un Grand Slam'. Pero hoy estoy convencido que puedo más", dijo Federer, quien a comienzos de mes perdió ante Nadal en la final del Abierto de Francia.

"No tengo ese estrés. Soy consciente de mis logros. Es diferente cuando eres viejo y eres dueño de las credenciales que yo tengo", añadió.

La derrota del tercer cabeza de serie impidió que la 125ta edición de Wimbledon fuese la primera desde 1995 con los cuatro primeros en las semifinales.

Djokovic caminó por la cornisa cuando Tomic se puso en ventaja en el tercer set. El serbio había entrenado con Tomic con cierta regularidad desde que los dos se hicieron amigos el año pasado en Australia, pero esta fue la primera vez que ambos se midieron en un torneo.

Luego que Tomic dejó en la red una derecha en el match point, ambos se quedaron conversando en la malla. Luego, con los espectadores aplaudiendo, el serbio Djokovic hizo lo mismo mientras señalaba hacia Tomic.

Será la tercera semifinal para Djokovic en el torneo.