Al menos quince personas han muerto y varias han desaparecido a causa de una riada provocada por una tormenta tropical en el sur de Filipinas, informa hoy la prensa local.

Las víctimas, la mitad de ellas niños, se ahogaron al ser arrastradas por las aguas del río Matina Panji, en la localidad de Davao, a unos mil kilómetros al sur de Manila, indicó la cadena ABS-CBN.

"No es la primera vez que el río se desborda pero es la primera vez que lo hace en los cuatro distritos. En algunos puntos ha subido 10 metros y en otros hasta 20", dijo la alcaldesa de Davao, Sara Duterte.

Unas 25.000 personas han sido afectadas por la riada que inundó casas y obligó a varios vecinos a refugiarse en tejados o a subirse en los árboles para salvarse.

Al menos cinco personas murieron la semana pasada en Filipinas por culpa de las inundaciones provocadas por la tormenta tropical Meari.

Miles de personas pierden la vida todos los años en el Sudeste Asiático durante la estación monzónica.