Un dibujo del futbolista Diego Forlán de 100 metros de largo por 68 de ancho pugna por batir el récord Guinness a la caricatura más grande, en un paradójico homenaje "a la humildad" del delantero uruguayo, destacó hoy el autor de la obra, Federico Heredia.

Sobre la hierba del histórico Estadio Centenario, el joven artista desplegó cerca de 9.000 cartulinas hasta formar un gigantesco lienzo en el que trazó el enorme dibujo del ídolo uruguayo, elegido mejor jugador del pasado Mundial de Sudáfrica.

Todo el proceso se realizó sin ayuda de nadie, de memoria, y bajo la atenta mirada de un notario y una cámara de vídeo que registró todo el proceso para que los empleados de Guinness en su oficina central de Londres puedan ratificar si se batió la marca bajo las estrictas reglas de la organización.

"Esto fue un intento de récord, son ellos quienes tienen que ver si es oficial o no. Yo creo que salió bien, dentro de todo. Y en cualquier caso da igual, estoy contento por haberlo intentado", explicó a Efe Heredia.

El dibujante, de 25 años, tuvo la idea el pasado mes de noviembre mientras pensaba en alguna manera de destacar en la profesión.

Un mes después, Heredia logró acercarse a Forlán durante un viaje que éste realizó a Punta del Este y allí le entregó una caricatura en persona, al tiempo que le expresó su idea de batir el récord del mundo, hasta ahora en manos de un ciudadano de Singapur que dibujó al artista Jackie Chan en un lienzo de 12 por 27 metros, con una caricatura suya.

"Allí Forlán me dijo sin dudarlo que me pusiera en contacto con su familia, que me recibieron muy bien y me ayudaron tanto a conseguir los permisos para pintar en el Centenario como para reunir los materiales y los patrocinadores para impulsar el récord", explicó.

Para realizar la caricatura, que representa al goleador del Atlético de Madrid con la camiseta celeste, su melena al viento y el trofeo al mejor jugador del mundial en la mano, Heredia primero dibujó un boceto en una hoja normal y luego lo llevó a una escala de 105 metros por 68.

"Memoricé el dibujo y sabía más o menos porque parte iban a pasar las líneas. Tuve problemas porque el viento voló algunas cartulinas y se me acortó cinco metros. Es difícil trabajar a esa escala, me tenía que alejar para ver la perspectiva. De hecho, aún no he visto fotos desde arriba y no se como quedó", explicó el dibujante.

Más allá del récord, se trata de un homenaje a Forlán, que "más allá de lo que logró en el Mundial, es un ejemplo como persona para el Uruguay por su humildad y su perfil bajo", dijo Heredia.

De hecho, el propio Forlán acudió al Centenario desde la concentración del equipo celeste que prepara la Copa América que comienza la próxima semana para alentar al dibujante, al que también apoyaron desde las gradas familiares y amigos llegados desde su localidad.

"Es un homenaje curioso, pero es muy lindo. Es un reconocimiento a Diego pero hecho de otra forma. Pero es importante, porque no me cabe duda de que todo el planeta se enterará de esto", dijo a Efe el padre del jugador, Pablo Forlán, que presenció desde las gradas el trabajo de Heredia.