Toyota Motor Corp. informó el miércoles que llamará a sus tallers un total de 82.200 furgonetas (SUVs) en Estados Unidos debido a fallas en las computadoras por posibles defectos en el cableado.

La convocatoria de la automotriz asiática incluye a las marcas híbridas Highlander y Lexus de sus modelos 2006 y 2007. La acción cubre sólo a los vehículos vendidos en Estados Unidos y ningún otro modelo se verá afectado.

La convocatoria es el más reciente revés para Toyota, que apenas está recuperándose del sismo y tsunami que devastaron partes de Japón en marzo. A principios de este mes la empresa predijo que su ganancia anual caerá casi una tercera parte debido a las recientes interrupciones relacionadas con los desastres, aunque espera una fuerte recuperación en los meses recientes.

El llamado de los involucra a unos 45.000 Highlander Hybrid y 36.700 Lexus Rx 400h.

La empresa informó que la computadora de esos vehículos tiene una soldadura inadecuada que, en caso de dañarse, el vehículo podría seguir operando con menos energía durante una distancia corta o podría detenerse.

La empresa informó que está trabajando para obtener los repuestos y por el momento notificará a los dueños sobre posibles fallas de los vehículos a mediados de julio.

Toyota se está recuperando de una serie de llamados que afectaron su reputación en términos de seguridad y eventualmente alcanzaron a 14 millones de sus vehículos en todo el mundo.