Venezuela postergó hasta nuevo aviso la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) ante los problemas de salud que aquejan al presidente Hugo Chávez y que lo mantienen convaleciente en Cuba.

La cumbre estaba prevista para el 5 y 6 de julio en la Isla de Margarita.

La Cancillería dijo en un breve comunicado, que difundió la televisora estatal, que la III Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC), en la que entraría en funcionamiento la CELAC, fue "postergada" debido a que Chávez se encuentra "en medio de un proceso de recuperación y tratamiento médico sumamente estricto".

Sobre la nueva fecha de la cumbre, el gobierno informó que eso se definirá a través de los mecanismos de consulta del grupo, y reiteró el ofrecimiento para que Venezuela sea sede del encuentro en el segundo semestre de este año.

La CELAC, que entró en funcionamiento en febrero del 2010, está integrada por 32 países y excluye a Estados Unidos y Canadá.

La organización de la CALC la conforman 33 países de la región desde hace tres años.

Chávez, de 56 años, se encuentra en Cuba desde inicios de mes donde fue operado el 10 de junio por un absceso pélvico, y aun permanece en la isla caribeña en proceso recuperación.

Médicos consultados por la AP indicaron que la dolencia se conforma por pus concentrada en la parte más baja del abdomen y que en el caso de los hombres suele originarse por una diverticulitis que se rompe, problemas rectales, cáncer de recto, fístulas rectales o afecciones de la próstata.

La larga convalecencia del gobernante en la isla caribeña ha desatado una ola de rumores que se han acrecentado en los últimos días.

En un intento por aplacar los rumores la televisoras de Cuba y Venezuela difundieron entre el martes y este miércoles un vídeo de un encuentro que tuvo en la víspera Chávez con el ex gobernante cubano Fidel Castro.

Ante los problemas médicos de Chávez también han surgido dudas sobre si se efectuarán las magnas celebraciones que ha programado el gobierno para festejar el 5 de julio el bicentenario de la independencia de Venezuela de España.