Un hombre que fue encerrado con el testigo principal del gobierno en un caso de soldados estadounidenses que fueron acusados de matar a tres civiles afganos sin una razón aparente reconoció haber inventado historias contra los dos acusados con el fin de obtener una sentencia menor.

El soldado Ronald Darnell Washington ofreció una declaración juraa en le caso, en el que afirmaba que el soldado Jeremy Morlock, quien era el líder del equipo y que fue condenado a 24 años en prisión le dijo el mes pasado que los también soldados Michael Wagnon y Andrew Holmes no tuvieron nada que ver en la preparación de los asesinatos injustificados.

Wagnon y Holmes aseguran que rrespondieron a amenazas legítimas durante las matanzas ocurridas el año pasado. Morlock testificó durante una audiencia previa al juicio de Wagnon el martes, donde reiteró que Wagnon participó en la matanza con todo conocimiento.