El piloto italiano de MotoGP Marco Simoncelli ha afirmado que el español Jorge Lorenzo le había atacado "sin motivo" en Estoril (Portugal) y "ahora se la ha devuelto", en aparenten alusión al incidente en Assen (Holanda) en el que derribó a su rival en la primera vuelta.

En una entrevista que publica hoy "La Gazzetta dello Sport", Simoncelli dijo que "no le interesan" las críticas que le hizo Lorenzo tras la caída en Assen.

Jorge Lorenzo le recriminó "las situaciones que genera" y le exhortó a cambiar "la forma de ver las carreras y su manera de ver el riesgo en esta categoría".

En sus declaraciones a "La Gazzetta", Simoncelli afirma: "Lorenzo me atacó sin motivos en Estoril y ahora se la he devuelto. Lo que dice de mí me interesa poco".

En Estoril, Lorenzo afirmó en la rueda de prensa que Simoncelli era demasiado agresivo en su pilotaje, algo que el italiano intentó desmentir delante de todos.

En cuanto a Dani Pedrosa, Simoncelli dijo a "La Gazzetta" que "le ha defraudado un poco" la imagen que tenía de él. "Lo que tenía que decirle tras Le Mans se lo dije con un mensaje (sms). No me ha respondido", afirmó.

Simoncelli agregó que "por el contrario", es decir además de no contestarle, Pedrosa ha hecho declaraciones "que no esperaba".

"Creo que un muchacho de su edad no debería hablar con las palabras que ponen en su boca algunos", agregó.

En Le Mans, Simoncelli protagonizó otro incidente en un adelantamiento, en el que Pedrosa se fue al suelo y se rompió la clavícula. La dirección de la carrera sancionó al piloto italiano con un paso por línea que le supuso la pérdida de cinco posiciones.

Pedrosa dijo entonces que él hubiera actuado "de forma diferente a como lo hizo la dirección carrera".

"En mi opinión, lo hubiera cortado de raíz desde el principio. Yo habría tomado una decisión dura para hacer que esta circunstancia no vuelva a ocurrir nunca más, pero ellos deciden por nosotros. Mi situación es que alguien tiró mi campeonato, y es difícil de asimilar, pero tengo que aceptarlo", sentenció.

Simoncelli volverá a encontrarse con los dos españoles en el circuito de Mugello (Italia) el próximo fin de semana, una circunstancia que "sinceramente" le trae "sin cuidado". "Cada uno por su camino", sentenció.