El productor dominicano de la popular banda Aventura, quien ha sido acusado de narcotráfico y se encuentra bajo arresto domiciliario, goza de mayor libertad después que un juez le permitió salir de su casa del Bronx de lunes a viernes y viajar hasta su oficina para trabajar.

Franklin Romero también obtuvo permiso para estar presente en el bautizo de su nieta el 12 de junio, revelan documentos en la corte federal de Manhattan.

El productor musical, sin embargo, lleva un grillete electrónico en todo momento y sólo puede estar en su oficina de la disquera Premium Latin Music de 10 a 19.

"Se le ha otorgado más libertad de movimiento, pero ha de estar en su casa a cierta hora", dijo su abogado, Robert Wolf, a la AP. "Nosotros solicitamos esto y el fiscal estuvo de acuerdo, al igual que el juez. Todo el mundo reconoce que él es un individuo único, y con éxito. No va a huir a ninguna parte".

Romero fue detenido en febrero en Nueva York bajo cargos de haber participado en una red de distribución de cocaína que enviaba las ganancias a Colombia, dijeron las autoridades. El dominicano fue detenido primero en Panamá y llevado después al aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, donde fue arrestado por autoridades federales.

Los cargos fueron impuestos por primera vez en el 2000, pero Romero huyó a República Dominicana.

El juez Lawrence McKenna, de la Corte Federal de Manhattan, impuso recientemente una fianza de 2 millones de dólares para el conocido empresario, que quedó asegurada con una propiedad valuada en 820.000 dólares. Carlos y Zoila Estevez figuran como los depositarios de la fianza.

A pesar de su arresto y la seriedad de cargos, Romero se mantiene optimista y lleva trabajando desde que fue arrestado.

"Trabajaba desde su casa y era más apropiado que lo hiciera desde su oficina", dijo Wolf. "El está bien. Está concentrado en continuar haciendo lo correcto".

El ejecutivo es un "ejemplo" para su comunidad, dijo el abogado, quien explicó que Romero lleva años donando dinero a organizaciones benéficas dominicanas.

El productor es el presidente del sello discográfico Premium Latin Music, con sede en República Dominicana que, además de Aventura, representa a músicos como Eddy Herrera o Rita Indiana.

Aventura se dio una pausa este año, con sus cuatro miembros iniciando carreras en solitario, pero la banda planea reunirse de nuevo en el 2012 para grabar un nuevo disco con Premium Latin Music.

El sello discográfico no respondió un mensaje de correo electrónico enviado por Associated Press y ni llamadas realizadas a su oficina en Pomona, a las afueras de Nueva York. Una llamada realizada al gerente general de la empresa, Marti Cuevas, tampoco fue respondida de inmediato.

Según documentos de la corte, Romero y otros ocho acusados hablaron en julio del 2000 sobre distribuir 105 kilogramos (231 libras) de cocaína en Nueva York. El 28 de julio de ese año, una de las acusadas, Maribel Cortés, recogió aproximadamente 400.000 dólares de Romero. El dinero sería enviado después a Colombia en transferencias y giros postales con el objetivo de encubrir que eran fondos obtenidos a través del narcotráfico.

Romero fue acusado de actuar como el traficante de la red en Nueva York. El grupo ganó millones de dólares con las operaciones, señalan los documentos. El resto de los acusados son: Cortés, Carlos Barrero, Nelson Ospina, Jorge Tejada, Juan Santos, Héctor Ramírez, Pompilio López y Daniel Ospina.

El grupo decidió organizarse en julio de 1999 y distribuir la droga en diversas zonas de los distritos neoyorquinos de Brooklyn, el Bronx y Manhattan, según los documentos.

A Romero se le permite ahora viajar a las oficinas de la disquera en Pomona. En el bautizo de su nieta, Romero "asistió en la misa", según documentos de la corte.

La próxima audiencia judicial se fijó para el 26 de septiembre.

_____________________

Claudia Torrens está en Twitter en @ClaudiaTorrens