El presidente del River Plate, Daniel Passarella, se manifestó hoy "muy dolido" por el descenso del popular equipo argentino, aunque responsabilizó por esta situación a José María Aguilar, a quien sustituyó hace un año y medio.

"Nunca imaginé que jugaríamos en la Segunda División. Pero el único responsable es José María Aguilar", que presidió el club de Buenos Aires entre 2001 y 2009, aseguró Passarella en declaraciones a la radio ESPN Rivadavia.

"Mi glorioso y querido River Plate... Este es el segundo dolor más grande de mi vida", enfatizó en tácita referencia a la muerte de uno de sus hijos en 1995.

En sus primeras declaraciones a la prensa después del descenso de categoría del River, concretado el domingo pasado tras perder la Promoción con el Belgrano de Córdoba, Passarella dijo que al llegar a la presidencia el equipo se encontraba "en coma cuatro".

"Nos encontrábamos en descenso directo. Por eso queríamos ganar el campeonato económico y tratamos de hacer una temporada de 31 puntos. En el balance hicimos 47, pero no nos alcanzó", argumentó.

"Si alguno cree que no hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance para salvar al River, le pido disculpas", se sinceró.

Si bien no se arrepintió por haber pedido la renuncia al titular de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, tras perder con el Boca Juniors, el exfutbolista reconoció que quizás "no fue el mejor momento" para "discutir" con el máximo dirigente del balompié de este país.

"No sé si fue el momento indicado para discutir con Grondona, pero ¿hay que vivir arrodillándose?", se preguntó.

También aludió a Juan José López, hasta este lunes entrenador del River, de quien dijo que "se retiró como un grande" al presentar su renuncia.

"Vino a mi casa, estaba muy dolido. Hace tres meses, cuando el River lideraba el torneo, el 'Negro' López era Dios", comentó antes de señalar que Matías Almeyda, el futuro entrenador del equipo, era desde hace tiempo el "elegido" para suceder al técnico.

"Ya sabíamos que él iba a ser el elegido. Él tenía el porte, aunque no pensábamos que íbamos a estar en la Segunda División. López ya lo sabía, estaba al tanto. Todos veían al 'Pelado' Almeyda como un entrenador en la cancha", explicó.

"Adoptó muchas cosas de Europa. Me hace acordar a mis inicios como entrenador. Igualmente vamos a tener que buscar a alguien que le enseñe bien cómo es la segunda categoría", matizó.

Passarella aseguró que el River "está ganando el campeonato económico", en referencia al abultado pasivo que tiene el club, y consideró que, además de prestigiar la categoría, a su equipo le "vendrá bien" recuperarse en la Segunda División.

También ratificó que no piensa renunciar a su cargo, como le han pedido algunos opositores y muchos hinchas del River.

"No creo que me tenga que ir del club. La gente pide que haga todo en un año y medio, pero no se puede", añadió.