El presidente estadounidense, Barack Obama, promovió hoy los productos hechos en el país al reconocer que la recuperación total de la economía "tomará algún tiempo", durante una visita a una planta manufacturera en la ciudad de Bettendorf, en Iowa, estado clave para sus aspiraciones de reelección en 2012.

Obama visitó hoy la planta manufacturera Alcoa Davenport Works, donde promovió los productos hechos en el país y que sirvió de telón de fondo para su mensaje de que Estados Unidos aún afronta dificultades y que la recuperación total de la economía "tomará algún tiempo".

Ante esa crisis, "ustedes tuvieron que intensificar sus esfuerzos y eso es lo que hemos tenido que hacer con el país también", dijo el mandatario estadounidense al dirigirse a un grupo de trabajadores de la planta.

"Quiero que los automóviles y aviones y turbinas de viento del futuro porten la orgullosa etiqueta de 'hecho en Estados Unidos'", dijo el mandatario.

Al señalar que la fábrica de Alcoa es un modelo de innovación en medio de la atribulada economía estadounidense, Obama hizo un llamado para que el sector manufacturero del país logre un crecimiento "robusto".

El gobernante visitó la planta en unos momentos en que la lenta recuperación económica del país está mermando el apoyo popular a su gestión, según las encuestas.

Así, la visita del mandatario a la planta en Iowa tiene, según observadores, el doble propósito de promover, por un lado, la creación de empleos y, por otro, recabar más apoyo a su reelección el próximo año.

Al señalar que Iowa ha perdido 9.700 empleos en el sector manufacturero desde que Obama asumió el poder en enero de 2009, los republicanos criticaron hoy la política económica de la Casa Blanca y lo que perciben como un esfuerzo electoralista de Obama.

"Esta será una elección sobre empleos y será dolorosamente obvio que el único empleo que le interesa salvar a Obama es el suyo", dijo durante una conferencia telefónica con periodistas Reince Priebus, presidente del Comité Nacional Republicano (RNC).

Por su parte, el presidente del Partido Republicano en Iowa, Matt Strawn, dijo que "ningún político visita por accidente" ese estado.

Iowa, en el centro-oeste de Estados Unidos, es uno de los primeros estados de la nación en realizar las llamadas asambleas presidenciales y la victoria de Obama allí en 2008 reforzó su campaña electoral.

Obama quiere repetir ese milagro el próximo año, sólo que ahora los precandidatos presidenciales republicanos también han viajado a Iowa para lanzar duras críticas a las políticas del mandatario.

La recuperación económica se perfila como un asunto predominante de cara a los comicios generales de noviembre de 2012.

Obama recordó hoy que, la semana pasada, anunció un esfuerzo de 500 millones de dólares, de la mano de los sectores público e industrial y las universidades, "para asegurar que Estados Unidos permanece a la vanguardia de la manufactura durante muchos años".

Según señaló la Casa Blanca, Alcoa, fundada hace 125 años, es el principal productor de aluminio en el mundo y se encuentra "a la vanguardia de la innovación estadounidense".

La fábrica de Alcoa en Iowa es el centro de producción de su sector aeroespacial de 3.000 millones de dólares y es donde se manufacturan los productos más avanzados para los aviones, incluyendo el avión presidencial "Air Force One". EFE

mp/pgp/dmt