El presidente estadounidense, Barack Obama, ofrecerá una rueda de prensa el miércoles, en la sala Este de la Casa Blanca, según informó hoy la residencia presidencial.

El motivo de la conferencia no ha sido adelantado, aunque se producirá en un momento en el que el presidente se ha implicado personalmente para que el Congreso logre un acuerdo sobre la deuda del país.

Obama se reunió en lunes con el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, y con el de la minoría republicana, Mitch McConnell, para tratar de encontrar un punto en común sobre la reducción del déficit de "manera equilibrada".

Estados Unidos alcanzó en mayo pasado el tope de endeudamiento de 14,29 billones de dólares y la Casa Blanca ha dejado claro que el Congreso debe aumentar el techo de la deuda para el 2 de agosto, fecha límite fijada por el Gobierno para evitar que el país caiga en mora.

Los demócratas creen necesario un aumento de los impuestos para los más ricos con el objetivo de incrementar los ingresos fiscales, mientras que los republicanos hacen hincapié en la reducción del gasto presupuestario y rechazan con elevar la carga fiscal.

Otro de los temas sobre los que podría tratar es la salida de las tropas de Irak y Afganistán o el desacuerdo que mantienen la Casa Blanca y el Congreso sobre la participación de Estados Unidos en Libia.

La queja principal de los legisladores es que Obama ha violado la llamada Resolución sobre los Poderes de Guerra de 1973, que exige consultas con el Congreso para lanzar una guerra.

Sin embargo, la Casa Blanca alega que, dado que en la actualidad su papel se limita a tareas de apoyo a la OTAN y no incurre en "hostilidades", no necesita el consentimiento del Capitolio.