Representantes de las dos Coreas acabaron hoy una reunión para hablar sobre el futuro y la propiedad de los activos del complejo turístico conjunto de Kumgang (Corea del Norte) sin alcanzar un acuerdo, según indicó el Gobierno surcoreano.

Fuentes del Ministerio de Unificación surcoreano consultadas por la agencia local Yonhap declararon que la delegación de funcionarios de Seúl y empresarios con intereses en el complejo regresó sin que hubiese una discusión sustancial sobre los activos inmobiliarios surcoreanos, congelados por Pyongyang.

Corea del Sur reiteró su postura de que Corea del Norte no debe infringir los derechos de propiedad de las compañías surcoreanas en el monte Kumgang, un complejo turístico operado por ambos países hasta 2008, cuando la muerte de una surcoreana provocó la suspensión de los viajes.

A mediados de este mes, Pyongyang anunció que ha aprobado una ley por la que los bienes surcoreanos, congelados desde el año pasado, pasarían a pasar a manos del régimen comunista.

El proyecto conjunto fue lanzado en 1998 y era un símbolo de la cooperación entre las dos Coreas y el único lugar que los turistas surcoreanos podían visitar dentro de Corea del Norte.

Pyongyang critica que Seúl haya mantenido estancado el complejo del monte Kumgang tras la muerte de la turistas surcoreana en 2008 por los disparos de un militar norcoreano, pese que ha tomado medidas para evitar un incidente similar.

Corea del Sur cree que aún no hay suficientes garantías de seguridad y pide una disculpa formal del régimen de Kim Jong-il, un roce más que se suma a la tensión desde que Corea del Norte bombardeó una isla fronteriza surcoreana en noviembre de 2010.

Hoy, Corea del Norte amenazó a través de la agencia estatal KCNA a Corea del Sur con una "guerra santa", al entender que el ejército surcoreano difama la figura de sus líderes.

En un segundo comunicado, también transmitido por la KCNA, el ejército norcoreano advirtió de que tomará represalias porque Seúl insulta a sus mandatarios, el "Querido Líder" Kim Jong-il y el fallecido pero proclamado "Eterno Presidente" Kim Il-sung.