La presidenta de la asociación argentina Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, fue nombrada hoy "ciudadana ilustre" del Mercosur, durante la XLI Cumbre del grupo que se celebró en las cercanías de Asunción.

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, anfitrión de la cumbre, leyó la resolución adoptada por los cancilleres de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, que forman el Consejo Mercado Común.

El texto indica que Carlotto, de 80 años, fue nombrada "ciudadana ilustre" del Mercosur, "en reconocimiento a su perseverante tarea en la promoción y el respeto irrestricto de los derechos humanos y por su permanente lucha por la memoria, la verdad y la justicia".

En sus palabras de agradecimiento, la activista recordó que "como todas las mujeres argentinas y de toda América Latina, y docente" esperaba a su edad estar disfrutando de una vida en familia.

"La dictadura (argentina) me marcó otro destino", declaró, y agregó que desde entonces, aunque sin olvidar la familia y con la pérdida de una hija, sigue buscando a un nieto desaparecido.

Tras señalar que algunos de los presentes son amigos como el presidente de Uruguay, José Mujica, su excompañero de militancia, declaró que "el dolor de un país debe ser el dolor del mundo y el mundo debe hacer que esto no ocurra".

Carlotto afirmó que otro mundo se abre, aunque "nosotras no lo vamos a vivir". Aquel dolor "me hace decir algo contradictorio, gracias a la vida porque me ha permitido estar en lugares que nunca soñé", agregó.

La distinción hace la felicidad "de las abuelas que están y de las que ya no están, de las madres y de sus familiares y de todos los organismos que en Argentina nunca bajamos los brazos".