El gobernador Lincoln Chafee indultó el miércoles al último hombre ejecutado en Rhode Island, un inmigrante irlandés que fue colgado hace más de 150 años después de lo que se cree fue un juicio viciado por la intolerancia generalizada contra los católicos irlandeses.

John Gordon fue condenado por matar a Amasa Sprague, un hombre rico dueño de un molino y hermano de un senador de Estados Unidos. Gordon fue ahorcado en 1845 a la edad de 29 años. Sin embargo, profesores de derecho e historiadores dicen ahora que las pruebas en su contra eran circunstanciales y los prejuicios contra los católicos irlandeses influyeron en el juicio.

Chafee firmó la proclama que indulta a Gordon en la antigua sede de la corte, en Providence, donde se realizó el juicio. El gobernador calificó el juicio de Gordon y la ejecución como un "oscura mancha" en la historia de Rhode Island y dijo que el indulto se demoró demasiado tiempo.

La proclama, firmada por el gobernador en la misma habitación en la que se cree que Gordon fue condenado, dice que el irlandés fue ejecutado por un asesinato que no cometió.

La Asamblea General de Rhode Island aprobó una ley instando a Chafee a conceder el indulto. Los legisladores estatales que patrocinaron la resolución en el Senado y la Cámara de Representantes, entre ellos el representante Peter Martin y el senador Michael McCaffrey, asistieron a la ceremonia pública.

"La justicia no tiene ningún estatuto de limitaciones", dijo Martin.